Diario Uno País

El cargo vacante de embajadora del Malbec será ocupado por Agustina Brunetti, quien está enfrentada con la reina. El abogado penalista Gianni Venier ofreció defender a la joven sancionada.

Tras la salida de la virreina, se agranda el escándalo en Luján

Por UNO

Por Pablo Abeleiraabeleira.pablo@diariouno.net.ar

Una mala partida vendimial es lo que aún no se digiere en Luján. Ayer el Municipio removió del cargo de virreina y embajadora del Malbec a Priscila Quintero, la joven que hizo un duro comentario en Facebook contra Cristina Fernández. Lejos de concluir la polémica, la decisión despertó reacciones y podría sumar más controversias.

Desde políticos –Víctor Fayad y Marcelo Barg, entre otros– hasta la ex Reina Nacional Wanda Kaliciñsky, opinaron sobre la actitud de la joven de 20 años que escribió en la red social: “Que la maten a la hdp”, mientras la Presidenta inauguraba obras en YPF.

Ahora, un abogado –el penalista Gianni Venier– se postuló para defender gratis a la reina castigada. Y como si todo eso no fuera suficiente, la vacante será ocupada por la reina de Carrodilla, enfrentada con la reina departamental, Lucía González Casale.

El anuncioLa remoción de la virreina no tardó en llegar y el contexto en que se anunció que la joven dejaría la banda fue de lo más particular: el intendente Carlos López Puelles dio explicaciones ayer, delante de casi todos los medios, durante un agasajo a periodistas. “Tuvimos una reunión con la gente de Cultura y Priscila Quintero, y se decidió su salida. Ella pidió disculpas y ofreció su renuncia”, dijo el cacique lujanino.

¿Más polémica?

Pasando en limpio, Lucía González Casale está de licencia hasta fin mes. El lugar de virreina y Embajadora del Malbec será ocupado por Agustina Brunetti. Mientras, María Palma , reina provincial del Malbec, estará en los eventos vitivinícolas.

En Luján todos esperan que el tiempo de escándalos haya pasado. Pero hay un detalle que pone en duda esto. Quien ahora portará los atributos de virreina está enfrentada con la reina departamental. Es que Agustina Brunetti fue una de las soberanas que firmaron un documento en el que las jóvenes decían que sentían “ocupar un lugar decorativo” en la corte.

A tal punto se tensó la relación entre las cortesanas y la reina, Lucía González, que las primeras hasta amenazaron con no acompañar a la primera soberana en los últimos desfiles de la Vía Blanca y Carrusel, situación que pudo ser salvada casi sobre la hora.

“Es fácil castigar a los débiles desde el poder”

La frase pertenece al reconocido abogado penalista Gianni Venier, que se metió de lleno en la polémica vía Twitter. “Políticos se ensañan contra alguien débil: la virreina de Luján. Ofrezco defenderla y los honorarios irán a ONG sobre libertad de expresión”, expresó en la red social de los 140 caracteres.

El jurista se puso del lado de la joven, pero fue más allá y señaló que las sanciones pueden traer peligros. “Aquí se ve amenazado un algo de libertad de expresión del sistema republicano. Vamos contra nuestra propia Constitución, que no tiene ninguna norma que diga que los ciudadanos debemos restringir opiniones respecto a actos de Gobierno o nuestros representantes. Todos podemos hablar de todos”, señaló, al tiempo que aclaró: “No conozco a la virreina. Esto lo hago como un ciudadano más que quiere defender nuestros derechos”.

Para el especialista, los dichos de la virreina no implican riesgo alguno en contra de la figura presidencial. “No veo que haya una amenaza de magnicidio de parte de una joven que cobra un sueldo del Estado. En última instancia la afectada es la Presidenta, a quien hasta ahora no escuché quejarse o hacer referencia a este tema”.

Además, Venier cargó contra la dirigencia política: “Es muy fácil castigar desde los lugares de poder a los más débiles y aplicar sanciones. Hay cosas más gruesas y peores, como una tragedia ferroviaria que dejó muertos por falta de inversión hace dos días”.

Por último, el ex director de Inteligencia Criminal, hizo referencia al uso de las redes sociales y las instancias de privacidad. “Las redes sociales son un ámbito con normativa propia. En este caso hay que tener cuidado porque hubo una intromisión del Estado en el muro de un tercero y eso es grave”, cerró.