País Lunes, 19 de marzo de 2018

Tras la polémica, la Casa Rosada tiene nueva "palmerita"

Desestimada la adquisición de un ejemplar que valía $235.950, finalmente se optó por el que donó el Gobierno de Corrientes

El tradicional Patio de las Palmeras de la Casa Rosada recuperó este lunes su cuarta especie donada por el Gobierno de Corrientes, en este caso una "palmerita", dando por finalizada así la polémica que se generó cuando se anunció oficialmente que se iba a comprar un ejemplar Butia Yatay por 235.950 pesos para reponer el que se había muerto.

La tarea de trasplante de la palmera, que ahora luce con una banderita de la Argentina y otra de Corrientes en su base, concluyó este lunes por la mañana: se trata de un ejemplar joven, por lo que su tamaño es mucho más pequeño que las tres restantes, centenarias.

Las palmeras del tradicional patio de la Casa Rosada fueron plantadas en 1904 y, al asumir Mauricio Macri al frente del Gobierno, un relevamiento indicó que los cuatro ejemplares no estaban en el mejor estado por una pérdida de un caño de la fuente de agua: pese a las tareas de los botánicos, una de ellas no sobrevivió y debió ser retirada en enero pasado por el riesgo de que se cayera.

De esta forma, en el marco de las obras anunciadas en la Casa Rosada, estimadas en 300 millones de pesos, se había sumado el anunció de la particular compra, que finalmente se debió cancelar: una palmera por 235 mil pesos y por contratación directa a una empresa en la ciudad de Goya, Corrientes, publicó en su momento la Secretaría General a través del Boletín Oficial.

En medio de las críticas, la Casa Rosada había decidido explorar otras opciones y, finalmente, logró el aporte de la provincia litoraleña, que donó una Palmera Butia Yatay: se trata de una especie que puede superar los 200 años, alcanza hasta los 18 metros de altura y sus troncos son erguidos y algo rugosos debido a las cicatrices que dejan las hojas viejas al desprenderse.

En un comunicado, la Casa Rosada agradeció a la Gobernación de Corrientes la donación de este ejemplar autóctono del noreste del país y además por haber asumido "los costos de logística y traslado del mismo".

"Cuando se conoció que una de las palmeras del patio principal de Casa Rosada había muerto y que iba a ser reemplazada por otra, gente de todo el país envió ideas sobre qué se debía hacer. Entre ellas, muchas propuestas coincidieron en sugerir que sería muy bueno plantar una pequeña palmera. Se evaluaron distintas posibilidades pero la idea de la palmera joven resultó insuperable", señaló el texto oficial, titulado "bienvenida palmerita".

Y agregó: "Desde hoy, rodeada de las otras tres palmeras centenarias, la nueva palmera iniciará un largo viaje hacia el futuro desde el patio más importante del país. Cuando llegue a tener la misma altura que ahora tienen sus compañeras, será pleno siglo XXII. ¿De qué cosas será testigo en todos los años por venir? ¿Qué futuro asombroso habrá debajo de su sombra en el próximo siglo?" .