País Martes, 18 de septiembre de 2018

"Traicionaron el mandato otorgado por la población"

El juez consideró que existió un sistema de "recaudación ilegal" para enriquecerse y "utilizar esos fondos para otros fines".

El juez federal Claudio Bonadio consideró que los funcionarios procesados en la causa de los cuadernos, entre ellos la ex presidenta Cristina Kirchner, "traicionaron el mandato otorgado por la población", al funcionar como una "organización criminal desde las altas esferas" del Poder Ejecutivo.

En sus consideraciones de las más de 550 hojas del fallo, el juez consideró que existió un sistema de "recaudación ilegal" entre funcionarios y empresarios "con el fin de enriquecerse y utilizar esos fondos para otros fines".

En ese sentido, expresó que el sistema de recaudación ilegal funcionó a través de la obra pública, los concesionarios viales y el transporte.

Si bien varios empresarios arrepentidos en el caso declararon que hicieron aportes para la campaña electoral del kirchnerismo en 2015, el juez lo relativizó.

"Los empresarios empezaron a reconocer que eran gastos para la política y luego sólo el reconocimiento de que eran coimas", dijo al respecto.

En su fallo, remarcó que ese "mecanismo de recaudación ilegal" funcionó "durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner", y agregó: "Las empresas fueron beneficiadas con contratos con el Estado nacional teniendo como motivación el lucro de participar en un sistema que expoliaba los bienes del Estado amañando licitaciones con fuertes sobreprecios".

Sobre la preventiva

Bonadio justificó la prisión preventiva impuesta sobre la Cristina Kirchner en la "seriedad del delito" por el que está acusada y "sus vínculos siendo senadora", que podrían entorpecer la investigación.

Bonadio se refirió a "circunstancias objetivas", tales como la "seriedad del delito", la "eventual severidad de la pena" y que está bajo investigación una organización de más de 50 personas, "pudiendo aumentar" su número con el avance de la causa.

"Atento a sus vínculos siendo senadora podría entorpecer el accionar judicial tanto en el descubrimiento de la verdad en el recupero del producto del delito y en la posibilidad de que se cumpla una sentencia condenatoria", indicó.

Además, remarcó que en oportunidad de allanarse la vivienda de Cristina Kirchner en El Calafate se encontraron carpetas en las que guardaba supuestos reportes de inteligencia de, entre otros, del ex espía Antonio Jaime Stiuso y el CEO de Clarín Héctor Magnetto.

Si bien el juez dispuso la prisión preventiva y el pedido de desafuero al Senado de la Nación, el mismo recién se hará efectivo una vez que el fallo quede firme por decisión de la Cámara Federal.