País Miércoles, 23 de mayo de 2018

Trabajadores del Correo Argentino protestaron por acuerdos incumplidos

Según los dirigentes gremiales durante el 2017 no se aplicó una cláusula gatillo pactada y tampoco fue abonada la última cuota del 5 por ciento

Los trabajadores del Correo Argentino llevaban a cabo medidas de protesta como "trabajo a reglamento" y la negativa a realizar horas extras en virtud de incumplimientos de acuerdos preexistentes y "paritaria cero" para 2018.

De acuerdo a lo informado por dirigentes gremiales la empresa no aplicó durante el 2017 una cláusula gatillo pactada y tampoco fue abonada la última cuota, del 5 por ciento, correspondiente a la última cuota de la paritaria del año anterior.

Esta semana, en una reunión con representantes de la empresa, los sindicalistas reclamaron el pago de 5 mil pesos de compensación ante lo cual se les ofreció 4 mil pesos pagaderos en dos cuotas, en mayo y agosto.

Ante la propuesta por parte de la empresa, los representantes gremiales se retiraron de la reunión y se determinó la realización de "trabajo a reglamento" y la no realización de horas extras.

La última paritaria venció en marzo y, ante la posición de paritaria cero para el año en curso los trabajadores realizan protestas y manifestaciones y varios lugares.

El Correo Oficial de la República Argentina Sociedad Anónima, conocido también como por su denominación comercial Correo Argentino, es la empresa estatal que se encarga del servicio postal en la Argentina.

En diciembre del año pasado la nueva conducción del Correo Argentino, encabezada por Luis Freixas, informó a sus empleados que la empresa dispuso un fuerte recorte en los beneficios que recibía la alta gerencia, algo que le reportaría un ahorro de 25 millones de pesos.

Se dispuso eliminar gastos en autos, choferes, secretarias, seguridad, custodia, gastos de representación y asesores, entre otras cosas, además de que algunos directores cumplierán funciones ad honorem.

Asimismo se unificó las direcciones de Marketing y Negocios Corporativos, por un lado, y las de Asuntos Públicos y Servicio electoral, para reducir de 10 a ocho los directores a cargo de esas dependencias.

Aunque se anunció que no estaba previsto realizar despidos masivos, se previó un plan de retiros voluntarios y jubilaciones.

Más noticias