Diario Uno País

El Incaimén tiene cifras que son historias, como las de Javier Máscolo, Renzo y el Gitano.

Son 349 y esperan la llamada salvadora

Por UNO

Por José Luis Verdericoverderico.joseluis@diariouno.net.ar

Escribo pensando en Renzo, el niño de 2 años que recibió un trasplante de corazón y cuyo estado de salud se agravó en las últimas horas a tal punto que fue reincorporado a la lista de pacientes en emergencia nacional que esperan un órgano.

Se me vienen a la memoria sus padres cuando supieron que ya había quien donara el órgano vital, antes de este paso atrás. Eran pura esperanza.

También se me viene a la memoria Sandro, el ídolo de miles de “nenas”, bajando del avión, aquí, en El Plumerillo, y desde allí al Hospital Italiano para que le implantaran corazón y pulmones en remplazo de su trajinado bloque cardiopulmonar. El Gitano también era pura esperanza pero su cuerpo ya tenía marcados a fuego los rigores de una vida intensísima, de días, de noches, de amores, de actuaciones, de pitadas, de miles y miles de cigarrillos...

Cuando pienso en la donación de órganos también se me viene a la memoria el recuerdo de Javier Máscolo, el primer trasplantado cardiopulmonar de Mendoza, que vivió 19 años gracias al corazón y los pulmones que le fueron implantados en 1993, más un riñón que recibió en 2008.

Máscolo partió a los 44 años, pero antes luchó a brazo partido por sobrevivir a gravísimos problemas de salud que, en definitiva, lo ubicaron en un sitial que él nunca hubiera querido ocupar, y que lo signaron más allá de su desaparición física.

Formó una familia a la cual le dedicó hasta sus últimos latidos y fue un emblema para la difusión del leitmotiv “donar los órganos salva vidas”.

Solíamos verlo cada 30 de mayo, en cada aniversario del Día Nacional de la Donación de Organos y Tejidos, hablando de su experiencia particular y reconociendo el trabajo del equipo del cardiocirujano Claudio Burgos y del plantel del Incucai delegación Mendoza, indispensables para su atención y posterior recuperación.

Pensando en Renzo, en el Gitano y en Máscolo, por estas horas me puse a revisar la página web del Incaimén (Instituto Nacional Coordinador de Ablación e Implante de Mendoza), www. incucai.gov.ar, que funciona en el

Hospital Central, para tener un mapeo actualizado a nivel país y en la provincia.

Hay 349 mendocinos en lista de espera, en lo que va del año se hicieron 32 trasplantes de órganos de donantes cadavéricos y se consiguieron 15 donantes reales gracias al abordaje de los especialistas en establecimientos médicos de Mendoza.

También hay un número telefónico gratuito para consultar, el 0-800- 555- 4628, y un link que invita a expresar la voluntad de ser donante. Son claves para que historias como la de Máscolo vuelvan a repetirse. Usted decide.