Diario Uno > País

Sólo se aprobaron 9 leyes en 2013 y hay 2.000 expedientes varados

Por Paola Alé

ale.paola@diariouno.net.ar

Históricamente la Legislatura ha sido el termómetro con el que se mide la temperatura política de la provincia. Es la caja de resonancia donde repercuten las internas y donde se teje más de una intriga partidaria y también el lugar en el que se refleja la adhesión del oficialismo a la figura del gobernador, como también muchas veces se ha convertido en el campo de batalla en el que la oposición demuestra su fuerza de choque contra el Gobierno.

Ahora ese lugar, atravesado por las feroces internas tanto del PJ como de la UCR –los partidos mayoritarios– y complicado por el armado de las listas de cara a las elecciones de octubre, está semiparalizado.

Las cifras así lo demuestran: desde que los legisladores regresaron de las vacaciones de verano sólo se han aprobado 9 leyes. Mientras, son cerca de 2.000 los expedientes que aguardan en las 26 comisiones esperando a que se les dé tratamiento.

Diario UNO dialogó con los legisladores para intentar dilucidar a qué se debe la paralización de la actividad legislativa.

Pocas leyes

De enero a esta parte, entre Diputados y Senadores sólo 9 proyectos se han convertido en ley, 5 en la primera cámara y 4 en la segunda.

En cuanto a la temática, en la mayoría de los casos se trata de homologación de actas acuerdo de paritarias, aunque también se ratificaron algunos decretos y se resolvió instituir el 17 de abril como Día del Malbec.

Según el presidente de la Cámara Baja, Jorge Tanús, que haya una escasa producción de leyes no es alarmante. “El número está dentro de lo normal, son 3 leyes por mes. Además, si se tiene en cuenta que hay más de 8.500 leyes en Mendoza, no es necesario que se aprueben demasiadas. Se cae en el peligro de sobrelegislar”.

Tanús dijo además que es necesario depurar el digesto legislativo porque está desactualizado y algunas leyes en vigencia no regulan actividades reales, es decir han quedado antiguas, en desuso.

En cambio, desde la oposición opinaron que esta parálisis es culpa del Ejecutivo y de las internas del PJ. Así lo afirmó el presidente del bloque radical de Diputados, Néstor Parés. “Nosotros (por la UCR) tenemos nuestras peleas, pero la interna del PJ es feroz, y no tiene fecha de resolución”, dijo Parés.

En cuanto a la falta de iniciativas del Ejecutivo –en el período extraordinario sólo se pueden tratar nuevos proyectos que provengan de él– fue una idea compartida entre el radical y el presidente del bloque demócrata en el Senado, Carlos Aguinaga. Ambos aseguraron que es el Gobierno el que no milita sus propias ideas en la Casa de las Leyes.

2.000 expedientes

El trabajo de las comisiones es una de las actividades que menos se aprecian dentro de la tarea legislativa. Sin embargo, si un proyecto no logra despacho de comisión no puede tratarse en el recinto a menos que cuente con el suficiente consenso de todas las bancadas como para ser debatido salteándose este paso. Es en esta instancia donde una iniciativa puede modificarse, consultarse, mejorarse o bien donde puede dormir “el sueño eterno” en la Legislatura.

Tras un relevamiento realizado por este medio, se supo que entre las 12 comisiones de la Cámara de Diputados y las 14 de Senadores hay casi 2.000 proyectos acumulados esperando ser tratados en comisiones. Esto teniendo en cuenta datos proporcionados por los presidentes de las mismas, que indican que en cada una de ellas hay un promedio de 30 iniciativas que aguardan un despacho. Hay casos especiales como Hacienda y Presupuesto y Legislación y Asuntos Constitucionales, ya que el 90% de los proyectos deben pasar por ellas para ser debatidas en el hemiciclo. Estas superan los 200 expedientes.

El dato contempla el trabajo de las comisiones ordinarias, no de las bicamerales, especiales y constitucionales que no se reúnen periódicamente. Muchos de estos proyectos son de ley y otros tantos son pedidos de informes que demoran en ser aprobados o nunca lo consiguen.

Qué dicen los legisladores

El promedio de 30 proyectos por comisión fue un número que repitieron algunos de los presidentes de las comisiones consultadas. Es el caso de los senadores Ana Coppoleta (UCR), que dirige las comisiones de Educación y Derechos y Garantías; Sergio Moralejo (UCR), que preside Economía; Ernesto Corvalán (PD), titular de Salud, y los diputados Luis Francisco, que dirige la misma comisión en la Cámara Baja, y Cristian González, de Obras. En comisiones legislativas hay proyectos varados desde hace años y otros que al tener consenso previo no demoran más de un mes en seguir su curso y pasar a otra instancia de debate o directamente al recinto.

“Muchos de los expedientes que tenemos en la Comisión de Educación son viejos, heredados de otras gestiones, y estamos analizando enviarlos al archivo”, sostuvo Coppoleta (UCR). Otro que opinó fue el senador Corvalán. Explicó que el tiempo mínimo que un proyecto está en comisiones es de un mes, teniendo en cuenta lo que se demoran en girarlo, las consultas que puedan solicitar los legisladores y la dificultad de obtener consenso.

Hay comisiones que tienen su actividad prácticamente al día, como ocurre con la de Obras de la Cámara Alta, presidida por Néstor Márquez (Unidad Popular). “Cuando me hice cargo de la comisión había 180 expedientes y hoy estamos al día”, señaló el legislador. Esto consistió en estudiar los expedientes, pasar al archivo los que ya no estuvieran en vigencia, y los que llevan más de dos años sin discutirse y que nadie haya reclamado, y trabajar sobre los que resulten viables. Así se logró reducir el abultado número de proyectos sin tratar. En esta situación se encuentran otros espacios como Ambiente de Diputados, presidida por Hugo Babolené (PD), y Reforma del Estado, una comisión del Senado que está al frente de Carlos Aguinaga (PD).

Las que más trabajanHacienda y Presupuesto y Legislación y Asuntos Constitucionales son las comisiones que más trabajan en el ámbito legislativo. Son las que estudian la viabilidad de una ley en cuanto a lo constitucional y económico.

Por este motivo, acumulan un mínimo de 200 expedientes y un máximo de 500. Así ocurre con LAC del Senado, presidida por Leonardo Giacomelli (PJ). En esta comisión aguardan 400 expedientes para ser estudiados. Mientras, LAC de Diputados, representada por Alejandro Viadana (PJ), debe dar respuesta a 500 proyectos.

La comisión de HyP de Diputados, dirigida por Rita Morcos (PJ), había acumulado 1.000 expedientes cuando se hizo cargo del espacio, en el 2012, pero en un año, lograron reducir el volumen y se quedaron con 300 expedientes para estudiar.

En el caso de HyP del Senado, comisión que maneja Sergio Vendramín (PJ), son 200 las iniciativas que han quedado sin resolución. La diferencia entre ambas cámaras es que todos los proyectos que implican dinero ingresan primero por Diputados.

Derechos y Garantías es otro de los espacios que más iniciativas acumulan. En el Senado al menos se juntaron 100 expedientes y se les dio tratamiento a 70. No se trata siempre de proyectos de ley, sino de denuncias y presentaciones de ciudadanos que recurren a ella para dirimir sus conflictos.

Sin acuerdo para los próximos debates El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, señaló a la reforma integral de la Subsecretaría de Trabajo y a la ley de expropiación de terrenos donados por el Estado, cuyos cargos no hayan sido cumplidos, como los dos debates fuertes que se vienen en las próximas semanas.

En cuanto a la primera iniciativa, dijo que se trata de un reacomodamiento general de los cargos, funciones y atribuciones del personal de la subsecretaría que regula las relaciones laborales de la provincia.

“Íbamos a tratarla el miércoles pasado, pero como se trata de un proyecto muy extenso, decidimos otorgarnos una semana más para estudiarla”, sostuvo Tanús, quien adelantó que podría estar lista en la próxima sesión.

En cuanto a la segunda iniciativa, se trata de un proyecto del Ejecutivo para que el Estado recupere los terrenos donados con una finalidad y que no haya sido cumplida por la institución a la que se le otorgó.

Tanús dijo que será muy beneficiosa para el Estado, porque así podrán ocuparse los terrenos para construir nuevos barrios. Hoy es un gran problema conseguir los espacios para construir.

Desde el Ejecutivo aseguraron que el gobernador está muy interesado en que este proyecto se convierta pronto en ley.

En ambos casos, el presidente del bloque radical en la Cámara Baja, Néstor Parés, señaló que no hay acuerdo para ninguno de los dos temas, al menos con su bancada.

“El Ejecutivo no presenta demasiadas leyes y con los proyectos que envía nosotros no estamos para nada de acuerdo”, aseguró Parés.

Se refirió específicamente al de la expropiación de terrenos. “Opinamos que esto debe realizarse por un procedimiento judicial y no a través de una ley”.

El punto es que el año legislativo ha arrancado muy frío y sin los consensos suficientes para sacar los proyectos que están varados en las comisiones. En cuanto a este punto, Tanús dijo estar conforme con el trabajo que realizan y aseguró que él mismo se dedica a recorrerlas todos los martes, día en el que más cantidad funcionan en la Cámara Baja. Además, sostuvo que los temas importantes de los planteados en el 2012 salieron de su cámara. Lo que quedó pendiente fue la autarquía judicial y la modificación del Código Procesal Laboral, una idea planteada durante la gestión de Celso Jaque y que todavía no recibió tratamiento. Pero los proyectos trascendentales como Emesa y la Agencia de Recaudación Tributaria se convirtieron en ley en tiempo y forma.

Comisiones en números

  • 1.400 son los proyectos acumulados entre las comisiones de Hacienda y Presupuesto y LAC de ambas cámaras.
  • 600 una cifra cercana a esta es la de los expedientes que se acumulan en las 22 comisiones restantes.
  • 8 son las comisiones extraordinarias: 4 bicamerales, 3 constitucionales y 1 especial. No se reúnen periódicamente.
  • 26 son las comisiones que funcionan en forma ordinaria entre la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores