Diario Uno País

Luego de más de cinco meses de su arribo al país, la Justicia de Ghana le dio la razón a la Argentina y reconoció que nunca debió haberse retenido al buque insigna, que estuvo en esa nación 77 días a raíz de un embargo pedido por el fondo buitre NML

Seis meses después, la Justicia de Ghana admitió que fue injusto retener la Fragata Libertad

Por UNO

Después de seis meses, el Tribunal Supremo de Ghana admitió que fue "injusto" retener a la Fragata Libertad en un puerto de ese país a partir del reclamo de un fondo buitre y advirtió que con esa medida se corrió el riesgo de un enfrentamiento diplomático y militar.

Luego de más de cinco meses de su arribo al país, la Justicia de Ghana le dio la razón a la Argentina y reconoció que nunca debió haberse retenido al buque insigna, que estuvo en esa nación 77 días a raíz de un embargo pedido por el fondo buitre NML del multimillonario Paul Singer.

La Fragata estuvo amarrada en un puerto de esa nación africana, luego de que un juzgado hiciera lugar en los primeros días de octubre del año pasado al embargo pedido por el controvertido fondo, que reclamaba el pago de la totalidad de los bonos que no ingresaron al canje de deuda.

Tras el incidente legal, la Argentina inició una disputa que terminó en el Tribunal del Mar que resolvió que el buque debía regresar a la Argentina y así lo hizo el 9 de enero al puerto de Mar del Plata, donde fue recibido por la presidenta Cristina Kirchner.

El máximo tribunal ghanés advirtió en su fallo que la decisión judicial pudo haber desembocado en un conflicto armado y  diplomático.

De esta manera, la Corte dictó el fallo en línea con el pedido del fiscal general de ese país que había pedido al Tribunal Supremo en diciembre pasado la revocación de la orden judicial que decidió la inmovilización del buque.

El buque había quedado retenido el 2 de octubre del año pasado en el puerto de Tema, luego de que la Justicia hiciera lugar al pedido del fondo buitre. La llegada al país en enero se dio en medio de un gran festejo popular que encabezó la Jefa de Estado en el puerto de Mar del  Plata.

"Allá había buitres y acá caranchos, pero no escuchamos a ninguno", enfatizó la Presidenta durante el acto en la Base Naval de Mar del Plata.

En esa ocasión, dijo: "Están presenciando lo que tal vez simbolice la defensa irrestricta de los derechos de la Argentina y el respeto de su soberanía".

La Argentina mantiene una fuerte disputa con los fondos buitre y también enfrenta una demanda en los tribunales de Nueva York, donde una cámara deberá resolver el planteo de estas  organizaciones.

Fuente: NA