País
En agosto vence el plazo de la prórroga de las facultades delegadas y varias atribuciones del Gobierno regresarían a manos del Congreso. La oposición puede darle un duro golpe a la economía kirchnerista sacándole la posibilidad de fijar las retenciones a

¿Se queda sin poderes extra?

Por UNO

En agosto se vence el plazo preestablecido por la Ley Nº 26.519 –“Facultades Delegadas”- y las facultades propias del Poder Legislativo que han sido delegadas al Poder Ejecutivo antes de 1994, pasarán a manos del Congreso si éste no logra votar una nueva prórroga.El Ejecutivo perdería, entre otras cosas, la capacidad de fijar el precio de la alícuota a las exportaciones agropecuarias y se complicaría el funcionamiento del Banco Central, la AFIP y la ANSES, entre algunos organismos autárquicos y descentralizados, indica Parlamentario.com.Cada bloque analiza puertas adentro qué posición adoptarán ante semejante oportunidad de provocar una dura derrota al Gobierno, recortándole considerablemente el poder, obligándolo así a sentarse a la mesa de negociación. Según averiguó Semanario Parlamentario, tanto en el Senado como en Diputados, la oposición podrá negociar con el Gobierno nacional para no provocar un caos administrativo pero “vamos por el Código Aduanero”. Este es el espíritu que dominará todos los debates, ya que después del Mundial de Fútbol se lanzan las mayorías de las campañas electorales dentro de los propios partidos para ya perfilarse como firmes candidatos a finales de 2010. Entonces, el histórico reordenamiento jurídico legislativo se teñirá de las aspiraciones electorales.Con la biblioteca constitucionalista dividida, las elecciones presidenciales del próximo año y la presión del agro, el Parlamento nacional deberá tomar decisiones con celeridad porque el 24 de agosto vence el plazo para que las facultades delegadas se reemplacen por otras normas que establezcan que el Poder Ejecutivo pueda seguir manteniendo sus atribuciones que fueron delegadas o las atribuciones pasen a manos del Parlamento.

Dejá tu comentario