País Jueves, 28 de junio de 2018

Se dictó conciliación obligatoria y se suspendió el paro de trabajadores de aduanas

El Sindicato Único del Personal Aduanero de la República Argentina (SUPARA) había iniciado a la 00 de este jueves un paro que afectaba casi completamente los puntos de control en las fronteras y puertos.

El ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto entre la AFIP y los trabajadores de aduanas, por lo que quedó suspendida la huelga de 48 horas que se había iniciado en las primeras horas de este jueves.

El Sindicato Único del Personal Aduanero de la República Argentina (SUPARA) había iniciado a la 00 de este jueves un paro que afectaba casi completamente los puntos de control en las fronteras y puertos.

El gremio reclama una recomposición salarial y rechaza la reducción de derechos adquiridos en algunos puntos del convenio colectivo de trabajo.

El paro se inició con presencia en los lugares de trabajo pero sin la prestación de servicios extraordinarios ni horas extras bajo cualquier modalidad en el horario inhábil, afectando la operatividad de los pasos fronterizos.

El SUPARA tenía previsto que el viernes continúen las medidas de fuerza pero ya sin presencia en los lugares de trabajo, lo cual iba a complicar aún más a pasos fronterizos y puertos de todo el país.

Ante esta situación, el ministerio de Trabajo que conduce Jorge Triaca dictó la conciliación obligatoria por quince días y el gremio tuvo que suspender la medida de fuerza, por lo que se abrirá una etapa de negociaciones.

Los trabajadores de aduanas tenían previsto continuar con el plan de lucha la semana que viene, con una nueva huelga durante los días jueves 5 y viernes 6 de julio con la misma modalidad, aunque esto también quedará sin efecto.

"La política que se pretende implementar en materia de salarios para los trabajadores de la aduana supone un plan de ajuste que incluye la exclusión de la discusión paritaria, la baja sustantiva del fondo de jerarquización, la reducción de las horas, servicios extraordinarios y tasas que puedan afectar los intereses y los costos de los privados", dijo SUPARA en un comunicado.

Mientras organizaciones gremiales del sector público y privado reclaman un aumento de sus remuneraciones, "en la AFIP pretenden de manera absurda e inaceptable excluirnos de cualquier recomposición salarial hasta junio de 2019", dijo el gremio.

En ese sentido, el SUPARA dijo que la AFIP también quiere bajar la alícuota de apropiación del fondo de jerarquización en un 30%, disminuyéndola del actual 0,72% al 0,55% porque sostienen que es necesario el ahorro de una parte de la recaudación para destinarlos a mejoras edilicias".

"La verdadera noticia de todo esto es pretender solventarlo con nuestras remuneraciones. Es decir, que el costo de estas mejoras se haga con el bolsillo de los aduaneros", se quejó el gremio en su comunicado.

Más noticias