Diario Uno > País

Sandro fue enterrado, tras un multitudinario y emotivo adiós

Esta tarde inhumaron los restos mortales del popular cantante Sandro en el cementerio deLongchamps, en el sur del conurbano bonaerense. A las 17 llegó el cortejo fúnebre a ese lugar,

luego de casi tres horas de lento recorrido, desde el Congreso de la Nación hasta ese cementerio.

En el trayecto, que se extendió por la avenida Hipólito Yrigoyen, los fanáticos aplaudieron el paso

del coche fúnebre que portaba una bandera argentina en el techo y le arrojaron flores rojas en

medio de un clima de profundo respeto y admiración.

El cortejo partió de la calle Rivadavia de la Ciudad de Buenos Aires hasta Matheu para luego

empalmar con Avenida Belgrano hasta 9 de Julio, y de allí al cementerio.

En la intersección con Rivadavia, el cortejo debió detener su marcha porque los fanáticos se

abalanzaron sobre el vehículo para tocarlo y arrojar rosas rojas en su techo.

El multitudinario funeral del cantante, fallecido el lunes a los 64 años, finalizó a las 13,

cuando fueron cerradas las puertas del Congreso Nacional, por donde pasaron más de 40 mil personas

en 24 horas.

Sandro fue velado desde ayer al mediodía en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso de la

Nación, sin la presencia de medios de prensa y a cajón abierto.

Por el lugar circuló una multitud estimada por la policía en más de 40 mil personas, que

dieron un emocionado último adiós a su ídolo, tras hacer horas de cola, a pleno sol o bajo la

lluvia, llevando carteles con mensajes de despedida, flores y fotos del artista.

Al público se había sumado anoche Susana Giménez, quien asistió a saludar a la familia, y

esta mañana lo hizo Soledad Silveyra, mientras otras figuras del espectáculo, como Mirtha Legrand y

Palito Ortega, anunciaron que evitarían asistir a la capilla ardiente para quedarse con la imagen

en vida de 'El Gitano'.

Por su parte, la presidenta Cristina Fernández se comunicó con la viuda, Olga Garaventa, para

transmitirle "su respeto y su dolor por lo que significa" la muerte de "un ídolo popular".

Así lo informó esta mañana el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien destacó que estuvo

ayer "en el Congreso desde el punto de vista oficial, expresando nuestras condolencias a la señora

esposa (del artista) de (parte de) la señora presidenta y mía".

Por su parte, el entrenador del seleccionado de fútbol, Diego Maradona, aseguró que lloró "

mucho" cuando se enteró de la muerte de Sandro y reconoció que le hubiese "encantado conocerlo"

porque "fue el más grande".

La cantidad de gente que quiso despedirse del ídolo popular fue de tal magnitud que anoche la

familia decidió que quedaran abiertas las puertas del Congreso durante la madrugada, en tanto que

sólo fueron cerradas esta mañana, entre las 7 y las 10.

Sandro murió a las 20,40 del lunes, 45 días después de haber recibido un trasplante

cardiopulmonar, en el Hospital Italiano de Mendoza.

El cantante padeció una afección en los pulmones que derivó en un mal cardiaco durante los

últimos 15 años, a causa de su adicción al tabaco.