Diario Uno > País

Revelaron que la suba docente costará $17.000 millones

Mientras Catamarca y Neuquén iniciaron ayer el ciclo lectivo, otras veinte provincias profundizarándesde hoy sus esfuerzos para tratar de encarrilar la negociación salarial con los gremios docentes

antes del próximo lunes, condicionadas por el aumento del 23,5% dispuesto por el gobierno nacional

que, según alertan las autoridades del interior, se convertirá en el parámetro para las

recomposiciones que demandará el resto del personal del sector público. Si finalmente ese escenario

se concreta, las provincias necesitarán de $ 17.100 millones adicionales para hacer frente al pago

de salarios de docentes y estatales, según precisó un informe de la consultora Economía &

Regiones, que también advirtió que esa situación elevaría a $ 112.000 millones el gasto en personal

subnacional, equivalente al 8,3% del PIB proyectado para 2010.

El informe calculó, además, que si se traslada el aumento docente del 23,5% a la totalidad de

la administración pública provincial, el gasto en personal representará el 70% de los recursos

corrientes netos de las jurisdicciones del interior, a la par que el déficit provincial consolidado

trepará a $ 17.700 millones, es decir el 8,3% de los gastos anuales, escenario similar al que

enfrentaron las provincias tras la salida de la convertibilidad.

"La contrapartida lógica de la política de recomposición salarial de los docentes será un

mayor grado de deterioro en los balances fiscales de la mayoría de las jurisdicciones del país",

puntualizó el trabajo de la consultora que dirige el economista Rogelio Frigerio y alertó que sin

una "importante asistencia financiera" de la Nación, los aumentos serán imposibles de afrontar por

las provincias, situación que podría dar lugar "a una dinámica explosiva para las finanzas" de las

administraciones del interior.

El complejo panorama descripto por el informe resume el profundo malestar con el que los

gobernadores, tanto oficialistas como de la oposición, reaccionaron tras conocer la magnitud del

aumento dispuesto por la administración Kirchner en la paritaria nacional docente. Previo a la

imposición de esa pauta, solo el gobierno de Catamarca logró definir la mejora salarial para los

maestros y aseguró que ayer comenzaran las clases. También Neuquén inició ayer el ciclo lectivo,

aunque la actividad sigue condicionada por la negociación que el gobierno provincial mantiene con

los gremios, que por ahora optaron por evitar medidas de fuerza.

En tanto, otros 19 distritos que abarcan al 90% de los alumnos de todo el país intentarán

esta semana destrabar las conversaciones con los docentes para garantizar el retorno a las aulas el

próximo lunes. En esa situación se encuentran distritos claves como Buenos Aires y la Capital

Federal, donde en la actualidad los maestros cobran salarios de bolsillo inferiores al nuevo mínimo

de $ 1.740 previsto desde marzo.

También serán decisivas las discusiones en Córdoba y Santa Fe, donde los gremios presionan

por obtener un incremento porcentual similar al fijado en la paritaria nacional, a pesar que

perciben sueldos básicos de $ 1.882 y $ 1.926 respectivamente. En tanto, los distritos de San Juan,

Salta, Misiones, La Rioja, Jujuy, Formosa, Entre Ríos, Corrientes y Chaco, son sueldos de bolsillo

por debajo del nuevo piso docente, serán asistidos por la Nación para financiar los aumentos.

En Mendoza el gobierno hizo una propuesta que los docentes deben evaluar esta semana en las

escuelas para responder a los miembros paritarios.