Diario Uno País

Renzo tuvo un paro cardíaco y los enfermeros y médicos trabajaron muy bien. Pero el estado de Renzo sigue siendo muy delicado; ahora es segundo a segundo", indicó

Renzo sigue "muy delicado", según contó su abuela, pero la familia no pierde las esperanzas

Por UNO

El estado de salud del pequeño Renzo Antonelli, el niño que fue sometido a un trasplante de corazón, "sigue siendo muy delicado" luego del paro cardíaco que sufrió la madrugada del jueves.

Así lo confirmó este viernes Patricia Leguiza, abuela del niño, quien destacó que a raíz del cuadro que presenta la cuestión "ahora es segundo a segundo".

"Renzo tuvo un paro cardíaco y los enfermeros y médicos trabajaron muy bien. Pero el estado de Renzo sigue siendo muy delicado; ahora es segundo a segundo", indicó Leguiza en breves declaraciones a la señal de cable Todo Noticias.

Cuando el panorama sobre la recuperación del pequeño niño correntino parecía ser alentador, en la madrugada del jueves sufrió un paro cardíaco y debió ser llevado a la sala de terapia intensiva del hospital Garrahan, donde permanece internado.

Fue el padre del menor, Haroldo Antonelli, quien confirmó la preocupante noticia y pidió que "recen" por su hijo, dado la gravedad de la situación.  El pequeño fue trasplantado el pasado 2 de junio, y su padre indicó: "Hoy a las 4 de la mañana Renzo tuvo una arritmia e hizo un paro.

Los médicos estuvieron 20 minutos para estabilizarlo y ahora está otra vez todo entubado, volvimos a cero".

A través de la página de Facebook "Todos por Renzo" los padres del niño indicaron: "Tuvo un paro cardíaco anoche. Ahora está estabilizado. Los médicos confirman ahora pulso y latido normal. Les pedimos que recen, por favor, de corazón".

La cruzada para conseguir un corazón para Renzo, tanto en redes sociales como en medios de comunicación, tuvo mucha repercusión, y tras el trasplante, la salud del niño retrocedió, aunque los médicos no señalaron si había sido un rechazo o solo una falla cardíaca.

Fuente: Noticias Argentinas.