País Lunes, 19 de febrero de 2018

Renzi no descarta que Gentiloni pueda seguir como primer ministro en Italia

El secretario general del oficialista Partido Democrático, Matteo Renzi, no descartó que el actual primer ministro italiano Paolo Gentiloni pueda seguir en su cargo tras las elecciones del próximo 4 de marzo, que renovarán las dos cámaras del Parlamento para formar un nuevo gobierno.

"El premier lo decidirá el presidente de la República, pero alguien que ha estado de primer ministro como Gentiloni está claro que podrá jugar sus cartas también en el futuro"; aseguró Renzi a última hora del domingo en el programa "1/2 más".

Renzi, primer ministro entre febrero de 2014 y diciembe de 2016 y actual candidato del PD para volver al cargo, abrió así la posibilidad de que sea Gentiloni el próximo premier, aunque los estatutos del oficialismo obligan a que sea el secretario general el candidato.

Renzi abandonó su cargo en diciembre de 2016 tras perder un referéndum sobre la reforma constitucional que había impulsado y fue inmediatamente sucedido por Gentiloni, hasta entonces su canciller, en un gobierno de total continuidad con el que había iniciado el político florentino dos años y medio atrás.

En ese marco, Renzi destacó que de todos modos, el PD no piensa "litigar" internamente sobre quién será el próximo premier, "porque en la izquierda ya se pelean bastante los otros".

El 4 de marzo, Italia renovará las 630 bancas de Diputados y las 315 del Senado para dar forma a la XVIII Legislatura del país, que desde el 23 de ese mes deberá iniciar la formación de un nuevo gobierno.

Según la ley electoral que debutará en estos comicios, la "Rosatellum bis", el presidente italiano Sergio Mattarella encargará la formación de gobierno a la fuerza o coalición que tenga al menos el 40% de los votos dentro de cada cámara.

Las últimas encuestas publicadas antes de la veda que inició el fin de semana ubican a la alianza de centrodercha que encabeza la Fuerza Italia de Silvio Berlusconi como la gran favorita, aunque aún hay diferencias entre los sondeos sobre si llegará o no al umbral del 40%.

En segundo lugar, la suma de los partidos de centroizquierda, entre ellos el PD, quedaría lejos de poder un gobierno mientras que el Movimiento Cinco Estrellas, que no forma parte de ninguna coalición, quedaría relegado al último lugar del podio.

En ese marco, Renzi planteó anoche que "la estabilidad del país no vale un acuerdo con los extremistas", rechazando un posible acuerdo de "gran coalición" o de "unidad nacional" que integre a la Liga Norte, aliada de Berlusconi desde la extrema derecha.

Dejanos tu comentario