Diario Uno País

El plástico mendocino, ganador de un Premio Escenario, inaugura hoy una exposición con nuevas obras, en la Bolsa de Comercio

Quesada: 90 años de vigencia

Por UNO

Por Fernando G. Toledofgtoledo@diariouno.net.ar

¿Luis Quesada? Seguro que le suena. Seguramente leyó en un diario (en el nuestro) acerca del nivel de su obra, la influencia que tiene. Seguramente, también sabe que sus alumnos admiran a este artista que ha forjado a otros tantos a través de la docencia y de la propia influencia de sus creaciones. Quizá lo único que a usted le reste es, porque no lo ha hecho nunca, mirar de frente una de esas obras.

Ahora tendrá la oportunidad y podrá usted comprobar la calidad de este artista plástico referencial. Es que hoy a las 19.30, en pleno centro mendocino (en la Bolsa de Comercio, de Sarmiento y España), quedará inaugurada una nueva exposición que incluye sus trabajos más recientes.

El título de la muestra es, muy apropiadamente, “Ni antes ni después: ahora”, y ofrece la producción en la que este plástico, que celebra sus 90 años de vida, ha elaborado en los últimos cuatro años.

A propósito del nombre de la muestra, su hija Aceli Quesada, a cargo de ella, nos confiesa que fue muy meditado y que se impuso –como debía ser– el criterio de este artista galardonado con el Premio Escenario de Oro en 2009.

“Para el título de esta exposición se barajaron tres posibilidades”, recuerda Aceli. “Proponíamos otras alternativas sus hijas, pero él fue contundente: quería expresar que se trataba de trabajo nuevo y en esoconsiste la muestra”.

La decisión tenía muchas razones para sostenerse. Sucede que recientemente, tanto la Nave Cultural como el ECA han ofrecido sendas retrospectivas de su obra y era tiempo de mostrar la vigencia de Quesada, aun con sus nueve décadas de vida a cuestas.

“Las obras son lo que podríamos llamar pinturas-esculturas y son nuevas. Igualmente, falta parte de la obra nueva, las piezas de gran tamaño que por razones técnicas no podemos trasladar”, explica Aceli Quesada.

A la hora de tallar fino sobre la estética de estos trabajos, Aceli explica: “Son esculturas de madera recortada a mano y pintadas, sumamente coloridas”. En este sentido, recuerda la hija de Luis: “Hace varios años que él está con la temática y la búsqueda del recorte y la escultura. Es bellísimo verlas porque uno ve cómo las piezas se van ensamblando y a través de las retículas de color van tomando dimensiones.Y hablando de dimensiones... son muy grandes”.

De Quesada sabemos que siempre fue prolífico a la hora de producir, genial a la hora de componer y reacio a dar entrevistas, sobre todo porque se concibe a sí mismo como un hombre que ni siquiera merece una nota. Nada de eso ha cambiado: el artista sigue inquieto, pintando, esculpiendo y teorizando sobre su propia obra.

“Su actividad sigue sin cesar. Y sobre todo conserva una concepción general del arte. No se trata solamente un trabajo que hace con sus manos, sino de la idea y de cómo la concibe. Siempre ha trabajado el arte desde el punto de vista social y a eso lo ha ido incrementando con el paso de los años. Él se ha preocupado por dar un entorno teórico ha su propia obra”, nos confirma Aceli.

Un plástico consecuente, que ha influido a tantos y que a sus 90 años sigue produciendo, parecen las excusas perfectas para de una vez por todas arrimarse a la obra de Luis Quesada. Quienes ya la conocen pueden dar cuenta de lo que dice su hija: “Es un artista fundamental para Mendoza que ha vivido el raro privilegio de ser reconocido en vida”.

 Embed      
Artista y docente. Luis Quesada celebra nueve décadas y presenta las obras que ha producido en estos últimos cuatro años.
Artista y docente. Luis Quesada celebra nueve décadas y presenta las obras que ha producido en estos últimos cuatro años.
 Embed      
Retículas. Una de las características de la producción reciente.
Retículas. Una de las características de la producción reciente.
 Embed      
Formas. Quesada trabaja en obras que podrían definirse como “pinturas esculturas”.
Formas. Quesada trabaja en obras que podrían definirse como “pinturas esculturas”.
 Embed      
Florencia Colacito
Florencia Colacito