Diario Uno País

El sistema de vigilancia epidemiológica no ha registrado casos de este tipo de patología. Además, las enfermedades respiratorias de invierno han bajado significativamente respecto del 2012.

Por ahora no hay gripe A en la provincia, pero esperan un brote

Por UNO

Por Carina Luz Pérezperez.carina@diariouno.net.ar

Mientras el frío gélido se haga esperar, los virus que provocan la gran mayoría de las enfermedades respiratorias de invierno no tendrán oportunidad de producir brotes significativos que alarmen a los mendocinos.

Bronquiolitis, neumonías y las enfermedades tipo influenza (ETI) o gripe están a raya por el momento en Mendoza, porque el sistema de vigilancia virológica ha mostrado una baja en la cantidad de casos respecto de la misma época del año pasado.

Según el Departamento de Epidemiología de la Provincia, las ETI pasaron de 9.345 en el 2102a 6.037 este año; las neumonías, de 4.222 a 3.352 y las bronquiolitis atendidas se mantienen casi en igual nivel, ya que, de  2.260 niños notificados en el 2012, hasta ahora se notificaron 2.241.

A pesar de que la gripe A ya causó 11 muertes y 40 enfermos en el resto del país, el contagioso dúo viral A H1N1 y A H3N1 no está circulando por la provincia. Claro que esto no significa que no puedan aparecer casos en pocos días más de la gripe A, porque eso sería lo esperable a esta altura del año y por la presencia del virus en otras provincias argentinas. Por eso, el Ministerio de Salud de la Nación les sugirió a todas las provincias que recuerden las medidas preventivas para evitar enfermarse, como reiterar el lavado de manos, estornudar en el pliegue del codo, usar pañuelos descartables si se está resfriado, ventilar los ambientes de la casa y eludir el contacto con personas engripadas.

Además, se insiste con la necesidad de vacunarse contra la gripe para impedir las complicaciones de la enfermedad, que puede terminar en un desenlace fatal, como ocurrió con los 11 fallecidos en el país, ya que todos tenían un factor de riesgo coadyuvante, como obesidad mórbida, diabetes o un reciente parto.

Entre los mendocinos, la alarma nacional de estos días disparó la asistencia en los vacunatorios para recibir la inmunización correspondiente.

En observaciónLa vigilancia de laboratorio para saber qué virus están circulando se hace por dos vías, tomando muestras de los internados en hospitales por enfermedades respiratorias y de los médicos centinelas de los centros de salud. La gran mayoría de esas muestras son procesadas en el laboratorio virológico del Hospital Central y luego informadas al sistema nacional de vigilancia epidemiológica.

Cristina Mollar, jefa del Departamento de Epidemiología de Salud, explicó que “las pruebas de laboratorio no han demostrado que el virus de la gripe H1N1 y H3N1 esté circulando en la provincia. Sí hay otros tipos de virus que producen cuadros gripales, como adenovirus, parainfluenza o el sincicial respiratorio, responsable de las bronquiolitis, pero virus propiamente dicho de influenza no hay todavía”.

La profesional estima que la continuidad de los días otoñales, con temperaturas muy agradables, ha permitido este freno a las enfermedades respiratorias porque hay menos encierro en las casas, las escuelas y los lugares de trabajo. Pero con las llegadas de los fríos podría surgir un brote típico de invierno. En tanto, desde el hospital Notti también concuerdan con la tranquilidad de los servicios dedicados a enfermedades  respiratorias porque los niños atendidos no superan la media semanal, según el seguimiento de su propio Departamento de Virología.

Hector Abate, jefe de Infectología de ese centro asistencial, informó que “las bronquiolitis se han presentado de manera aislada, las neumonías están en igual nivel que el año pasado y no hemos tenido casos de chicos con gripe A”.

Abate, de todos modos, hizo hincapié en mantener las medidas preventivas a rajatabla para disminuir el contagio de los virus.

Más gente se vacuna

“A diario atendemos 300 o 350 personas y desde el lunes estamosnotando más demanda: estamos recibiendo a unas 500 personas por día en el Vacunatorio Central. Lamentablemente, cada vez que hay noticias sobre personas fallecidas por gripe A, los mendocinos se asustan y concurren más a vacunarse”, dice Iris Aguilar, jefa del Programa de Inmunología de la Provincia. Aguilar aclara que, si bien el virus circula todo el año, “es mejor vacunarse antes del invierno, porque en esta época hay más posibilidades de contraer este o cualquier otro virus respiratorio, al estar más tiempo en lugares cerrados”.

Según Aguilar, los centros de vacunación que dependen del Estado cuentan con stock suficiente para cumplir con lo estipulado por el calendario oficial, es decir, a los chicos de entre 6 meses y 24 meses, las puérperas, las embarazadas, los enfermos crónicos y los ancianos mayores de 65 años. “Hasta ahora hemos vacunado a 168.808 personas, a un ritmo de 11 mil por semana, desde que iniciamos la vacunación en abril pasado”, dijo  Aguilar.

Suman 12 los fallecidos en todo el país

BUENOS AIRES– Tres personas murieron en las últimas horas por cuadros de gripe A en Córdoba, provincia en la que ascienden a cuatro las víctimas mortales de la enfermedad, mientras que llegan a 12 los decesos en todo el país.

En las primeras horas de la mañana de ayer se confirmó la muerte de un remisero de 49 años que se encontraba internado en el hospital San Antonio de Padua, de Río Cuarto, por el mal causado por el virus H1N1.

En ese hospital hay otros cinco casos de afectados por la gripe A engrave estado. Poco después se confirmó la muerte de un hombre de 56 años en el Hospital Italiano de Córdoba. Si bien el deceso ocurrió el domingo, las autoridades locales recién la confirmaron en la mañana de ayer.

La última víctima de la gripe A confirmada en Córdoba es una mujer de 63 años, quien falleció en el Hospital Regional de Bell Ville. La mujer, identificada como Ramona Pacheco, era obesa, diabética, asmática, tenía bronquitis crónica y no estaba vacunada.

El director del hospital, Guillermo Tomas, en declaraciones a la prensa sostuvo que “las complicaciones respiratorias llevaron a este final” a la paciente.

El lunes se había confirmado la muerte de un hombre de 53 años que era diabético y no estaba inmunizado, en un hospital de Córdoba. Las muertes en esa provincia se sumaron a las siete ocurridas en Buenos Aires,  donde –según alertaron fuentes sanitarias– hay al menos 40 afectados.

El ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, llevó calma a la población al señalar que la situación está “controlada” y está “lejos” de los niveles de alerta a los que se llegó en el 2009. No obstante, el ministro advirtió que en las próximas semanas crecería el número de enfermos y llamó a la población considerada “de riesgo” a aplicarse la vacunación que se le administra en forma gratuita.

En el mismo sentido, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, les remarcó a sus pares provinciales que refuercen las campañas de difusión para recordar que aún hay tiempo de vacunarse.