Diario Uno > País

Plan para instalar más alarmas comunitarias en General Alvear

Por Gonzalo Villatorovillatoro.gonzalo@diariouno.net.ar

Aún se sienten los ecos que dejó la manifestación popular pidiendo más seguridad. La gente estudia la posibilidad de implementar el programa de las alarmas comunitarias, un sistema que tiene más de una década de aplicación en la provincia pero que en Alvear es casi desconocido.

“Es un sistema que funciona muy bien en otras partes de la provincia y puede resultar muy efectivo en Alvear, cuando los vecinos se cuidan mutuamente es cuando más se evitan los delitos porque el delincuente siempre tiene en cuenta cuán vulnerable puede ser la víctima”, remarcó Alejandro Gil, subsecretario de Relaciones con la Comunidad

El punto de inflexión en la política de seguridad en el departamento se produjo a mediados de febrero cuando los alvearenses salieron a la calle para mostrar el descontento ante la creciente ola delictiva que mantenía en vilo a la sociedad.

Esta reacción provocó que la policía adoptara nuevas medidas de prevención y entre varias disposiciones, se armó una unidad especial de patrullaje y se logró que el Ministerio de Seguridad reforzara el personal de la Comisaría 14 con cinco efectivos más.

Ahora, los vecinos nuevamente tomaron la iniciativa y solicitaron que los orienten para colocar alarmas comunitarias en distintos barrios de la ciudad. “Es un programa que principalmente disuade las actitudes delictivas”, dijo el subsecretario que viajó al departamento sureño para asesorar a los interesados durante la reunión del Consejo de Seguridad.

Mientras hay predisposición en las autoridades para aplicar el sistema, la determinación de ponerlo en marcha les compete únicamente a las personas que resultarían favorecidas porque son ellos quienes deberán absorber el costo de instalación.

“El pedido surgió de ellos, lo que es muy bueno porque serán los principales responsables de que funcione, quedaron en trasladar la inquietud al resto de la comunidad y desde nuestro lugar vamos a acompañar en lo que haga falta”, indicó Carlos Mugneco, jefe de la distrital zona Sur que también fue parte de la reunión.

Para colaborar en el proceso, la Policía y el Municipio harán de intermediarios entre los dirigentes barriales y las empresas que trabajan en el rubro. “La idea es que a partir de esta semana comiencen a analizar en los barrios la alternativa más adecuada y también ver qué costos pueden asumir, porque no es lo mismo colocar sólo la sirena que que la alarma esté conectada a la dependencia”, comentó el comisario Marcelo Calipo.

Las alarmas comunitarias nacieron como política de Estado en materia de seguridad en el 2000 pero en Alvear casi no hay antecedentes. En 2011, un grupo de vecinos de la calle Alberto Granja en el barrio Faustino Andrés incursionó en la implementación del programa.

“Para algunas cosas sirve y para otras no, además de la sirena están los carteles de zona protegida y los chorros se fijan en esas cosas, de no tener nada a esta alarma, en algo ayuda”, dijo Gustavo Rodríguez uno de los vecinos que está dentro del radio de protección de la alarma.

“En casos puntuales es efectiva, mi esposa vio a gente extraña rondando por acá, sonó la alarma y enseguida se fueron. Por eso hay que tener una mínima predisposición, porque si no hay compromiso no funciona”, concluyó.