País Martes, 28 de noviembre de 2017

Piden que servicios digitales como Netflix tributen a favor del cine argentino

Una delegación se entrevistará este miércoles con los legisladores presidentes de los bloques de todos los partidos políticos.

Personalidades del ambiente cinematográfico solicitarán este miércoles a legisladores de diferentes bloques de la Cámara de Diputados cambios en la Ley del Cine para que los servicios digitales como Netflix, o similares, tributen en beneficio del cine argentino, en el marco de la discusión por la reforma tributaria.

La delegación se entrevistará a partir de las 13 con los presidentes de los bloques del Frente Renovador, UCR, Cambiemos, Frente para la Victoria, Justicialista, del Movimiento Evita, Socialista y el FIT, se informó en un comunicado.

El colectivo reúne a destacadas personalidades del ámbito cinematográfico, como Manuel Antín y Daniel Rosenfeld (Asociación de Directores de Cine PCI), Ignacio Rey (Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica - CAIC), Julio Ludueña (Directores Argentinos Cinematográficos DAC) y representantes de Doca (Documentalistas).

También estarán miembros del Colectivo de Cineastas y el diputado nacional y director de cine Julio Raffo (Frente Renovador-UNA), uno de los impulsores de la iniciativa.

El anteproyecto cuenta con la adhesión del senador nacional y realizador Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur), la directora y productora Lita Stantic, los directores Luis Puenzo, Juan Bautista Stagnaro y Eduardo Spagnuolo; y el actor Luis Brandoni, entre otros.

La iniciativa presentada por Raffo propone la modificación de la Ley de Cine para extender el impuesto que establece a los servicios digitales que distribuyen películas.

La anteproyecto establece que el impuesto, equivalente al 10% sobre el precio de la tarifa que pagan los usuarios de servicios digitales, como Netflix, sea destinado al Fondo de Fomento Cinematográfico.

A su vez, las prestadoras de estos servicios, como sucede con las salas de cine, podrán compensar ese impuesto con el IVA.

"No hay motivos alguno para que la comercialización de películas realizada en espacios físicos tenga un régimen tributario y que esa misma comercialización hecha por Internet tenga un tratamiento diferencial", evaluó Rafffo y argumentó que "quién ve una película por Netflix deja de verla en las salas de cine y ello conduciría al agotamiento del Fondo de Fomento".

Dejanos tu comentario