País
Los actos en conmemoración de los 200 años de la Patria reavivaron las internas entre la mandataria y el vicepresidente. También agitaron la pelea entre el Ejecutivo Nacional y el jefe de Gobierno porteño.

Papelón del Bicentenario: Cristina despreció el convite de Macri a la gala del Colón y no invitó a Cobos a la cena oficial

Por UNO

En vez de lograr que los referentes políticos muestren unión por la Patria, los actos delBicentenario reavivaron las internas políticas que en los últimos tiempos dividieron en la

Argentina.

Primero fue el "no" rotundo de Cristina Kirchner a la invitación del jefe de Gobierno

porteño, Mauricio Macri, a la gala de reinauguración de las obras del Teatro Colón, que ganó las

tapas de todos la mayoría de los diarios nacionales.

Esta mañana, el jefe de Gabinete de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, se sumó al pedido

de Macri a la presidenta al "recapacite" su decisión de no asistir al evento tras la restauración

del teatro porteño: "Yo no sé si encontraron un argumento para no venir, la verdad que no

entiendo", señaló al tiempo que manifestó que "ellos (por los Kirchner) han dicho cosas

infinitamente peores de él, y no por eso los dejamos de invitar".

En el caso de Julio Cobos, sí irá a la gala del Colón, pero no fue invitado a la cena que

ofrecerá la presidenta. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, comentó hoy con relación a la cena

que "se hace complicado" invitar al mendocino porque desconoce "exactamente en condición de qué

habría que invitarlo". Desde el despacho del vice, agregaron: "En eso son previsibles, no nos

sorprendió. Además el ingeniero había anticipado 20 días que iba a participar en los festejos de la

localidad de Junín, en Mendoza".

El ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, ratificó hoy que la gestión de Mauricio

Macri insistirá hasta "cinco minutos antes" de la función, para que Cristina Kirchner esté en la

reapertura del Teatro Colón, el lunes que viene. La mandataria ya avisió que no va a la gala.

"Hasta cinco minutos antes vamos a seguir insistiendo", indicó Lombardi, quien consideró que

"lo más importante en este caso son las instituciones".

El funcionario porteño admitió en declaraciones periodísticas que las "diferencias" entre la

Presidenta y el jefe de Gobierno de la Ciudad "son inocultables".

Pero advirtió que "cuando pasen los años, cuando nos miren las futuras generaciones", esas

discrepancias quedarán en un segundo plano.

"No hay ninguna novedad, Mauricio Macri piensa distinto" al Gobierno nacional, señaló el

ministro porteño, quien de todos modos pidió que la Presidenta revea su decisión de no concurrir el

próximo 24 de mayo al Colón.

Dejá tu comentario