País Jueves, 9 de agosto de 2018

Otro mendocino en los cuadernos del chofer: Roberto Dromi

Fue ministro de Obras y Servicios Públicos de la Nación durante el menemismo

Otro mendocino apareció en los cuadernos de las coimas. Luego de conocerse los nombres de Francisco Valenti -el ejecutivo de IMPSA que sigue detenido- y de Alejandro Ivanissevich -empresario nacido en Mendoza pero criado en Río Negro y que declaró esta semana- ahora surgió el nombre de Roberto Dromi.

Un informe de la periodista Patricia Blanco, en A24, indica que Dromi, un hombre clave en la época del menemismo y consultor del gobierno kirchnerista, figura en los escritos del chofer Oscar Centeno. Se desprende de la resolución que escribió el juez Claudio Bonadio para rechazar la nulidad de la causa que está en su manos y que tiene a ex funcionarios y empresarios presos.

Dromi es un abogado especialista en derecho administrativo, que fue conjuez de la Corte y uno de los artífices de las privatizaciones en la era menemista. Durante esa época fue ministro de Obras y Servicios Públicos.

Cómo figura en los cuadernos: "Existen, al menos, cuatro imputados comunes a los dos expedientes: Julio Miguel De Vido, Roberto Baratta, Walter Rodolfo Fagyas y Roberto Dromi. Y las maniobras por las que aparecen imputados resultan indudablemente vinculadas e inescindibles", se señala en la resolución.

El juez agregó que "Dromi, por su parte, además de hacer las veces de intermediario en las compras del referido combustible, también aparece nombrado en los cuadernos de Oscar Centeno, donde se observa asentada una reunión con Baratta el 14 de mayo de 2008, en el domicilio de Córdoba 1255 (dirección del estudio de Dromi)".

Roberto José Dromi nació en Mendoza el 11 de abril de 1945. Está procesado en causas de corrupción, entre ellas la venta irregular de terrenos de Radio Nacional y cobro de sobornos para privatizar autopistas.

Fue designado por la última dictadura cívico militar como intendente de la ciudad de Mendoza. Ya en democracia se desempeñó como ministro de Obras y Servicios Públicos de la Nación durante la presidencia de Carlos Menem, entre 1989 y 1991. Renunció al hacerse público un pedido de sobornos al frigorífico norteamericano Swift para seguir operando en el país, conocido como Swiftgate. Diseñó y llevó adelante la primera etapa del proceso de privatizaciones que fue una de las características de la administración Menem. Él mismo se definió como "Gerente de Privatizaciones".

Dejanos tu comentario