Diario Uno > País

Otra vez, Menem lo hizo

El Gobierno ganó ayer una semana para intentar negociar con la oposición puestos clave de poder enel Congreso gracias a la sorpresiva ausencia en la sesión preparatoria del senador Carlos Menem,

quien a último momento dejó a los bloques no oficialistas sin la posibilidad de lograr quórum

propio e imponerse en la discusión. Ante ese escenario, que mostraba 36 senadores presentes de la

oposición y 35 del oficialismo, el conductor de la bancada kirchnerista, Miguel Pichetto, retiró a

sus legisladores del recinto, con lo que la sesión quedó sin quórum y el arco antikirchnerista no

logró imponer su propuesta de tener mayoría en todas las comisiones de la Cámara.

"Nosotros hoy veníamos a perder, a aceptar el resultado democrático. Veníamos engañados,

porque nos dijeron durante 15 días que tenían 37 senadores. Pero no tienen quórum, por eso nosotros

nos vamos a retirar y vamos a intentar continuar con la negociación", anunció Pichetto y dio luz

verde para que sus legisladores se retiraran en manada ante el pasmo de la oposición. Momentos

antes se habían levantado de sus bancas sus senadores aliados.

El bloque kirchnerista reclama tener mayoría en 8 de las 25 comisiones del Senado, aunque en

el entorno del rionegrino admitieron que podrían conformarse incluso con dominar 6 de esos cuerpos,

que consideran claves para la gestión. Hasta ayer las negociaciones habían sido interrumpidas por

el oficialismo ante la negativa opositora a ceder esos lugares. La estrategia anti K se sustentaba

en la existencia de un acta con la adhesión de 37 senadores (una más que el quórum) avalando la

postura, aunque ese número no se plasmó en el recinto.

Una voz autorizada en la primera línea de la bancada oficialista aseguró que, en el caso de

que la oposición consiga finalmente el quórum propio, Pichetto y sus legisladores bajarán a

sesionar y votarán la integración de las comisiones. Pero si al arco antikirchnerista le sigue

faltando un senador, el oficialismo no se prestará al debate. "Si se quieren imponer, tienen que

tener la fuerza para hacerlo. No somos responsables de que no tuvieran los 37 y no íbamos a

inmolarnos votando ese esquema de obstrucción", aseguró la fuente consultada.

En los despachos opositores no había una respuesta a la ausencia de Menem, quien hizo saber a

través de su entorno que el miércoles próximo estará presente y votará junto con el arco

antikirchnerista (ver aparte). En ese caso, el oficialismo asegura que se sometería a la decisión

de esa mayoría.

Para lograrlo, la oposición intentaba rearmarse anoche, aunque no había logrado contactarse

con el ex presidente Menem para que les explique lo sucedido. "No vamos a permitir que el Senado no

funcione. No sé cuándo va a ser, si mañana o la otra semana, pero acá va a haber 37 senadores.

Lamentamos la actitud del partido de gobierno", sostuvo el jefe del bloque radical, Gerardo

Morales. Coincidieron con él Adolfo Rodríguez Saá (del peronismo disidente) y bancadas minoritarias

como la de Luis Juez.

La jugada del oficialismo agrandó sin embargo las grietas entre los peronistas disidentes y

los radicales. Los primeros, que pretendían ocupar la presidencia provisional del Senado, acusaban

anoche a los segundos de permitir que el kirchnerismo se quede con esa silla (en la que continuará

José Pampuro), al votar primero la designación de autoridades y dejar para el final el resto de los

cargos. La UCR, en tanto, aclaraba que el orden de la sesión no podía haber sido distinto del que

se siguió (ver aparte).

No había anoche un plan definido por la oposición para insistir con su propuesta, más que

esperar a la aparición de Menem el miércoles próximo. Antes de eso, todos se volverán a ver las

caras el lunes, cuando la Presidenta hable ante la Asamblea Legislativa, en un clima que se

anticipa tenso.

 Embed      
El ex presidente Carlos Saúl Menem.
El ex presidente Carlos Saúl Menem.
 Embed      
El ex presidente Carlos Saúl Menem.
El ex presidente Carlos Saúl Menem.
 Embed      
El senador Pichetto.
El senador Pichetto.
 Embed      
Los senadores Gerardo Morales y Adolfo Rodríguez Saa, durante la sesión de la Cámara de Senadores que se levantó sin que se defina el reparto de las comisiones, ya que el oficialismo dejó el recinto y provocó que no hubiera quórum para realizar la votación.
Los senadores Gerardo Morales y Adolfo Rodríguez Saa, durante la sesión de la Cámara de Senadores que se levantó sin que se defina el reparto de las comisiones, ya que el oficialismo dejó el recinto y provocó que no hubiera quórum para realizar la votación.
 Embed      
Julio Cobos durante la sesión de la Cámara de Senadores que se levantó sin que se defina el reparto de las comisiones, ya que el oficialismo dejó el recinto y provocó que no hubiera quórumt para realizar la votación.
Julio Cobos durante la sesión de la Cámara de Senadores que se levantó sin que se defina el reparto de las comisiones, ya que el oficialismo dejó el recinto y provocó que no hubiera quórumt para realizar la votación.