Diario Uno > País

Otra oportunidad para el "no positivo"

Refugiado en Mendoza, el vicepresidente Julio Cobos confirmó a este diario que el martes él emitirásí o sí su dictamen cuando la Comisión Bicameral que estudia el caso de Martín Redrado se reúna y

también se expida en general.

Esa resolución, que se conocerá por la tarde, será elevada a Cristina Kirchner a modo de

consejo, porque la jefa de Estado tiene reservada la decisión final sobre el titular del Banco

Central.

Por más que anteayer el economista anunciara su renuncia, el Gobierno nacional no se la

aceptó, lo que provocó dos cosas: que la última palabra la tenga la Presidenta y que Cobos esté

obligado a avalar o no la salida de Redrado, con las consecuentes críticas de la oposición o el

oficialismo en uno y otro caso.

Ése es uno de los escenarios que analizó Cobos, con el que más coincidió ayer durante una

reunión que lideró desde las 9.30 hasta las 12.30 junto con un reducido grupo de colaboradores.

Cobos y sus asesores creen que la renuncia de Redrado no lo beneficia, que sigue estando

entre la espada y la pared, según confió a UNO una alta fuente cobista. La oposición sostiene lo

contrario, mientras los Kirchner y Elisa Carrió quieren que se expida.

Las últimas versiones periodísticas nacionales indicaron que Cobos se inclinaba por la

remoción de Redrado al mismo tiempo que cuestionaría la política económica oficial. Pero el

vicepresidente relativizó la versión asegurando que son sólo "trascendidos".

"La Comisión Bicameral se va a reunir igual, el martes al mediodía, como estaba previsto. Así

fue acordado y así será independientemente de esto último que ha sucedido...", confirmó Cobos a

Diario UNO al abandonar la casa que la senadora nacional Laura Montero posee en la Quinta Sección

de la capital mendocina.

–¿La renuncia de Redrado cambia en algo el funcionamiento de la comisión?

–No, no cambia nada... Pero no quiero adelantar nada, hay que esperar a la semana que

viene...

–¿Qué opina de la dimisión de Redrado?

–No, no... de eso no voy a opinar...

–¿Se queda hasta el lunes en Mendoza estudiando la situación?

–Sí, sí...

Después del contacto periodístico el vicepresidente subió al auto oficial que conducía uno de

sus custodias y tras él salió en su propio auto Juan Carlos Jaliff, su ex vicegobernador y senador

provincial electo.

"La renuncia de Redrado le aportó confusión a algo que ya estaba muy confuso y Julio está

tratando de darle racionalidad a una situación que no la tiene. Hoy no se sabe si el presidente del

Banco Central está removido, suspendido o renunciado", reflexionó Jaliff.

Hasta que vuelva a reunirse la comisión –Cobos, Gustavo Marconato y Alfonso Prat Gay–, el

vicepresidente seguirá con la ronda de consultas personales y telefónicas que inauguró el viernes

después de escuchar la conferencia de prensa de Redrado.

Ayer estuvo reunido con Montero, Jaliff y el ex diputado nacional Jorge Albarracín, en

permanente contacto telefónico y por mail con el ex senador nacional Raúl Baglini, su asesor sobre

todo en temas económicos. Ni Montero ni Baglini accedieron a dialogar con la prensa.

Durante tres horas hablaron exclusivamente del Central, sin que la UCR nacional o provincial

se mezclara, sobre todo de lo jurídico. Entre las conclusiones a las que llegaron es que Cobos debe

emitir su propio dictamen, más allá de que el reglamento de la comisión no es claro en ese punto.

"No lo puedo poner al Julio a hablar de la elección"

"Nos va a llevar todo el fin de semana, hasta el lunes, ver cuál es, en definitiva, la

decisión que debe tomar el Julio", adelantó Juan Carlos Jaliff, vicegobernador de Cobos y senador

provincial electo.

"Es tan compleja esta situación. Ya era compleja y con la renuncia de Redrado está peor

todavía. Con Julio estamos analizando el caso de un hombre que fue removido por el Poder Ejecutivo

nacional, que además acaba de renunciar y el mismo que lo removió no le acepta la renuncia... La

verdad es que esto es una maraña que hay que desentrañar", dijo el presidente del CONFE, el partido

de Cobos en Mendoza.

Hasta el mediodía de ayer y tras una reunión en la casa de la senadora nacional Laura

Montero, Cobos no le había puesto hora a un nuevo encuentro con sus seguidores y asesores locales.

El vicepresidente está preocupado por su rol y el impacto que sus movimientos pueden tener,

considerando sus aspiraciones presidenciales. De ahí que ayer los cobistas hicieron "un análisis

jurídico de todos los escenarios posibles para que Julio tenga una visión sobre las repercusiones

que puede tener cada una de las decisiones que podría llegar a tomar", según Jaliff.

Esto sin dejar de lado que las liberaciones de la comisión e incluso el dictamen final son

secretos.

Finalmente Jaliff negó que Cobos se hubiera pronunciado acerca de la UCR local o la pelea

interna en Capital previa a las elecciones de concejales. "¡Cargarlo con este problema ya era

demasiado, iba a ser una megaconfusión!", aseguró entre risas.

"Con la importante decisión que debe tomar ahora sobre Redrado, con la responsabilidad que

tiene, yo no lo puedo poner al Julio a hablar de la elección en Capital", adujo.