Diario Uno > País

Opciones para todos los bolsillos en Semana Santa

Por Luciana Moránmoran.luciana@diariouno.net.ar

Pasar un día sin comer carne –para aquel que podría hacerlo– parece ser en Argentina un esfuerzo sobrehumano, aún más que dejar de fumar o ayudar a algún necesitado con dinero extra en vista de cumplir con la tradición cristiana de hacer un sacrificio en la fecha en que murió Jesús.

El Viernes Santo y toda la Semana Santa se transforman entonces en “el momento” de las pescaderías. Antes de las ofertas en pescados que algunos comercios del centro y supermercados prometen presentar por estos días, las cocineras previsoras visitaron ayer mostradores y góndolas buscando precios y sondeando el panorama.

Diego Grimalda, encargado de un local del Mercado Central, dijo a UNO que la venta “se ha movido un poco más; la gente prefiere evitar las colas del jueves y viernes, y empezó a venir antes. Piden bastantes mariscos. Se ha vendido mucho surtido de pescados, corvina y meros. Se usan para el horno o la parrilla; son los más baratos”. Gema, una coqueta jubilada, confesó que por estas fechas gasta más que de costumbre. “Voy a cocinar empanadas de atún, choclo y camarones. Después haré garbanzos con fideos y atún, y empanaditas de queso y dulce. Voy a cocinar como loca, porque vienen mis hijos a comer. Vine antes porque, si no, ese día será una locura”, exclamó.

Mientras restoranes del centro aún no definen con exactitud los platos que ofrecerán para Semana Santa, algunos ya saben que estarán las opciones clásicas: milanesas de merluza, paella, tartas y empanadas de vigilia. Los precios varían, pero la tendencia es que los menús de tres pasos (entrada, plato principal y postre) ronden los $60 en lugares económicos del microcentro. Los cinco estrellas ofertan recién desde $140 (ver cuadros).

Los precios de lo más demandado, que es el pescado, no han variado esta semana con respecto a la anterior, según aseguraron pescaderos. “En estos días no ha aumentado; sólo algunos, como el gatuzo. En general, se mantuvieron en los últimos dos meses. La diferencia se ve comparando con el año pasado, que estaban al menos 15% más baratos”, dijo.