Diario Uno País

El legislador nacional aseguró, en declaraciones a La Red, que la única jefa del justicialismo es la presidenta y que el que no esté de acuerdo que presente su propia lista. También se quejó de que los magistrados pretenden gobernar.

No deja títere con cabeza: Aníbal Fernández le pegó a Scioli, Massa y Servini de Cubría

Por UNO

El senador oficialista Aníbal Fernández advirtió esta mañana que "el movimiento nacional peronista" tiene "una sola jefa, que es la presidenta de la Nación", Cristina Kirchner, por lo que si hay dirigentes que no están de acuerdo pueden presentar "sus propias listas y ponerse en la vereda de enfrente".

"Los que somos formados y forjados en el movimiento nacional peronista tenemos una sola jefa, que es la Presidenta de la Nación", señaló Fernández.

Al ser consultado sobre las posiciones del gobernador Daniel Scioli y del intendente de Tigre, Sergio Massa, indicó: "si ellos no están de acuerdo tienen todo el derecho del mundo de ir con sus propias listas, ponerse en la vereda de enfrente".

En declaraciones a la radio La Red explicó que les tiene "cariño a los dos" dirigentes porque son "amigos" suyos" y explicó: "no es un tema personal, es estrictamente político".

Agregó que no "critica" ni "cuestiona" si dirigentes peronistas se presentan por fuera del oficialismo, pero advirtió que "si se quedan dentro del movimiento nacional peronista van a tener que asumir las reglas".

Señaló que el oficialismo "tiene una única conducción, como históricamente la ha tenido".

Críticas a Servini de Cubría

Fernández también criticó la decisión de la jueza María Servini de Cubría de declarar inconstitucional la elección popular de integrantes del Consejo de la Magistratura y se quejó de que los magistrados pretenden "gobernar".

"Creen que tienen facultad para ponerse por encima de los otros poderes", remarcó Fernández, al apuntar contra la decisión de Servini de Cubría.

El legislador señaló que el fallo "salió con una celeridad fenomenal" y apuntó contra una "pretendida vocación de los jueces de gobernar" que da, según dijo, "escasa garantía jurídica".

"Pretender el gobierno de los jueces menoscabando y llevando a la mínima expresión las decisiones democráticas", señaló Fernández.

En declaraciones a la radio La Red, aclaró que la decisión de Servini de Cubría "no inhibe al resto de las causas" que se siguen tramitando sobre la cuestión del Consejo de la Magistratura en distintos puntos del país.

Fernández defendió la ley que determina la elección popular de los integrantes del Consejo de la Magistratura y señaló que "a los jueces" que integran el cuerpo "los elegían entre 300 personas y a los abogados entre 5.000".

"Que sea específicamente la voluntad popular, que es la dueña del poder político, quien decida los pasos a seguir", subrayó.

Sobre el fallo de Servini de Cubría consideró: "que la voluntad popular sea lo malo de esta decisión me parece una barbaridad".Y se preguntó "por qué su visión tan negra de la participación de los partidos políticos".

Ayer, la jueza federal con competencia electoral Servini de Cubría suspendió la elección popular de representantes del Consejo de la Magistratura y declaró inconstitucional la ley que introdujo las reformas en ese organismo encargado de remover y promover jueces.

A última hora del día, poco después de las 22:00, Servini de Cubría firmó una resolución que supera las 30 carillas y en la cual resolvió "el fondo de la cuestión", por lo que ahora el Gobierno nacional podrían interponer un "per saltum" para llegar a la Corte Suprema de Justicia.

La magistrada suspendió la elección popular de los representantes del Consejo, una de las reformas sumada a aquella que incrementó el número de miembros de 13 a 19.

La jueza, en una decisión de la que se venía hablando, y mencionando como probable en los últimos días, declaró la inconstitucional de los artículos 2, 4, 18, y 30 de la ley 26.855, la cual introdujo reformas en el organismo.