Diario Uno > País

No avanza la causa contra tres juezas de Familia en el Valle de Uco

Por Julio Luzuriagajluzuriaga@diariouno.net.ar

Aún no tiene juez la causa penal seguida contra las tres titulares de los juzgados de Familia del Valle de Uco Susana Barrigón, María Lizán y Adriana Rodríguez. Separadas de sus cargos, además enfrentan un Jury de Enjuiciamiento. El caso ya pasó por dos juzgados y ahora está siendo analizado por el juez Fernando Ugarte, quien deberá definir si toma las riendas pese a los insistentes pedidos de la querella para recusarlo. La investigación podría terminar en un juzgado civil.

La causa seguida contra las tres juezas de Familia del Valle Uco, investigadas bajo sospecha de haber cometido serias irregularidades en adopciones de niños entre el 2009 y el 2010, luego de haber sido iniciada en el Primer Juzgado de Instrucción de Tunuyán, a cargo del conjuez Oscar Balmes, comenzó a rodar de un sitio a otro cuando las defensas de las magistradas lo recusaron por “imparcialidad” a la hora de investigar.

De allí pasó al Juzgado Penal de Menores de Tunuyán, a cargo de la conjueza Carolina Colucci, quien se inhibió.

El expediente recayó luego en manos del titular del Juzgado Correccional y de Faltas de esa ciudad, Fernando Ugarte, quien deberá definir en breve si se queda al frente de la investigación.

Si bien fuentes cercanas al magistrado señalaron que aceptará el expediente, la querella, patrocinada por el abogado Edgardo Valles, insiste en recusarlo debido a que el propio letrado ha denunciado en varias oportunidades a Ugarte.

Ayer el abogado querellante volvió a la carga contra el juez Ugarte, por lo que la resolución estará ahora en manos de la Cámara de Apelaciones.

Las acusacionesLas tres juezas están acusadas por la presunta comisión de los delitos de prevaricato, supresión de identidad, falsedad ideológica e incumplimiento de los deberes de funcionario público. En tanto, la querella busca que además se investigue si hubo dinero de por medio en las cuestionadas adopciones.

El caso, que el año pasado salió a la luz a través de las páginas de Diario UNO, sacudió a la opinión pública de la provincia. Es investigado por la Suprema Corte de Justicia de Mendoza junto con la Secretaría Legal y Técnica de la Corte, la Sala Administrativa y la Fiscalía de Cámara Criminal Nº1, a cargo de Javier Pascua.

Las irregularidades fueron detectadas en 2011, cuando se verificó que una causa de adopción estaba mal archivada por un fiscal.

Las magistradas, hoy separadas de sus cargos, fueron denunciadas por una pareja y una madre de menores dadas en adopción mediante maniobras poco claras.

En tanto, por decisión de la Suprema Corte, y en calidad de conjueces, Norberto Godoy quedó al frente del Tercer Juzgado de Familia de Tupungato sustituyendo a Adriana Rodríguez; Carolina Agbo está interinamente al frente del Segundo Juzgado de Familia de Tunuyán, en remplazo de Susana Barrigón, y Eleonora Sáez, en el Primer Juzgado de Familia de Tunuyán, en el lugar de María Lizán.

A poco de abrirse el Jury de Enjuiciamiento que las llevó al banquillo de los acusados, Susana Barrigón presentó su renuncia e inició los trámites jubilatorios, pero hasta el momento el gobernador Francisco Pérez no se ha definido sobre el particular.