País
Tres proyectos de ley, presentados uno en la Cámara de Diputados y dos en la Legislatura porteña, proponen sancionar el acoso callejero hacia las mujeres. Sin embargo, el debate se inició lejos de los recintos gracias a un video de un

Mirá el video que impulsó el debate por el acoso callejero

Por UNO

Aixa Rizzo se atrevió a contar sus miedos frente al acoso callejero que padeció de parte de operarios que trabajaban en una obra cerca de su casa, en Caballito. El video, con su testimonio, se viralizó pocas semanas atrás y llegó a los medios. No sólo instaló la problemática en la agenda mediática. Su historia fue más allá porque fue el puntapié para que en los últimos días se presentaran distintos proyectos de ley para prevenir y sancionar esa expresión de la violencia de género.

Pero Aixa volvió a sufrir acoso callejero. Integrantes de la misma cuadrilla –denunció la joven al diario Página/12– la hostigaron nuevamente. "Hace unos días volví a pasar por la misma esquina. Seguía trabajando la cuadrilla de Edenor. Y me volvieron a gritar groserías. Llamé a la policía y me volvieron a poner custodia de la Metropolitana en la puerta de mi casa", contó.

El episodio que relató en YouTube ocurrió a comienzos de abril. Para defenderse, utilizó gas pimienta, que tenía preparado en la cartera, luego de sufrir varias veces el mismo acoso por parte de los mismos operarios, y por temor a que de las palabras soeces pasaran a la agresión sexual. Aixa contó que fue a denunciar ese hecho y luego de insistir logró que le tomaran la denuncia.

La causa está en manos del fiscal contravencional Norberto Brotto. El caso se encuadró como hostigamiento, figura prevista en el Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires. Pero Aixa se queja de que la investigación no avanza y teme que quede en nada.

 Embed      
 Embed      

Dejá tu comentario