Diario Uno > País

Mientras varios padres esperaban en la guardia de pediatría, el médico y la enfermera tenían sexo en la camilla

Una veintena de personas esperaban ser atendidas en el Centro de Salud 28, provincia de Salta, cuando uno de los pacientes irrumpió en el consultorio del médico y lo encontró manteniendo relaciones sexuales con una enfermera. Ambos fueron denunciados por "incumpliento de los deberes de funcionario público".

Extrañamente, por la madrugada, el hospital permanecía cerrado cuando en medio de las protestas de quienes esperaban ser atendidos, un paciente escuchó gemidos que provenían de la sala de pediatría y se asomó. Entonces vio a los trabajadores sin ropa y en pleno acto sexual.

Tras la sorpresa inicial, los pacientes llamaron al teléfono de emergencias 911 para denunciar a los especialistas. En cuestión de minutos, agentes de la policía arribaron al centro de salud y levantaron la denuncia. Ante la consulta de los efectivos, la enfermera desestimó las acusaciones y dijo que"le estaban poniendo una inyección".

Por su parte, el ministro de Salud salteño, Enrique Heredia, consideró que se trata de algo "lamentable" por tratarse de una dependencia pública que dejó de prestar servicio. A su vez, el ministro esbozó que "voy a entrar en detalles porque se trataría de una falta de respeto, una invasión en la privacidad que está protegida por la ley y está reservada al individuo y a Dios".

Heredia reiteró desconocer "los detalles que hacen al morbo del periodismo y de la misma gente", pero garantizó que se hará la correspondiente investigación y se sancionará a quien corresponda, desde el punto de vista laboral y no personal, consignó la agencia DyN.