País - Macri Macri
lunes 20 de noviembre de 2017

Mauricio Macri recibirá el 28 a su par Evo Morales

El presidente Mauricio Macri recibirá el 28 de este mes en la Casa Rosada a su par boliviano, Evo Morales, para abordar temas como transporte, comercio y energía, como también la situación en Venezuela.

Pese a que en un principio se había barajado la posibilidad de realizar la reunión bilateral en la ciudad de San Salvador de Jujuy, finalmente será Balcarce 50 el lugar en el que se darán cita ambos jefes de Estado.

Dentro de la agenda de los tópicos que abordarán se destacan temas energéticos; migratorios, ya que la Argentina alberga la principal comunidad boliviana fuera de sus fronteras; de seguridad, para profundizar el control de los pasos legales e ilegales entre ambos países; también comerciales y de transporte.

Respecto a ese último punto, días atrás el canciller del Estado Plurinacional de Bolivia, Fernando Huanacuni, había manifestado que Macri y Morales analizarían la posibilidad de que la Argentina se sume al proyecto del tren bioceánico que pretende unir el Océano Atlántico con el Pacífico pasando además por Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay.

Asimismo, los presidentes de ambos países firmarán acuerdos para concretar la construcción de centros de medicina nuclear y profundizar el intercambio comercial de productos agropecuarios.

En lo que hace a las cuestiones energéticas, la Argentina importa desde 2004 alrededor de 27 millones de m3 diarios de gas natural desde Bolivia, así como a partir de mediados del año que viene se importarán entre 80 y 120 megavatios de energía eléctrica para satisfacer la demanda nacional.

También se espera que en la reunión bilateral esté incluida la cuestión de la crisis política y social que afecta a Venezuela, aunque con diferencia de posturas: mientras Macri insiste en las críticas y los reclamos hacia el presidente del país caribeño, Nicolás Maduro, el boliviano es uno de los mandatarios regionales que aún respalda al jefe de Estado sudamericano.

Apasionados por el fútbol, ambos jefes de Estado buscarán jugar un partido y barajan la posibilidad de hacerlo en la Bombonera, aunque también podría hacerse en la cancha de la Residencia Presidencial de Olivos.

Fuente:

Más Leídas