Diario Uno País

Fue inaugurada la etapa principal de la obra de la Casa de las Bóvedas, en el distrito General Ortega. De las cuatro cúpulas, solamente una se mantuvo en pie desde mediados del siglo 18

Maipú ya invirtió $4 millones en reconstruir la Estancia Molina

Por UNO

Por Cecilia Osorioosorio.cecilia@diariouno.net.ar

Es un lugar cuya riqueza arquitectónica está íntimamente relacionada con el testimonio que representa, por haber albergado a personajes y momentos decisivos de la historia local. Pero además es un recordatorio más del arduo camino que implica la protección real de los bienes histórico-patrimoniales, hoy carentes de flujos presupuestarios provincial y nacional para su conservación.

Fue inaugurada la etapa principal de la reconstrucción de la Casa de las Bóvedas, del ex gobernador de Mendoza Pedro Molina y Sotomayor, que requirió hasta el momento una inversión de $4 millones. La obra concluye un proyecto de rescate municipal de sitios claves: la capilla de Barrancas, Tres Esquinas y el cine teatro Imperial.

De las cuatro cúpulas que conformaban la vivienda de Molina –ubicadas en el distrito de General Ortega, en Maipú–, sólo una se mantuvo en pie pese a que la Provincia las considerara “patrimonio cultural” en 1997 y de que un año después fuera declarada Monumento Histórico Nacional.

La Municipalidad de Maipú adquirió el bien entre esas dos declaraciones para evitar que la propiedad fuera rematada, pero nunca llegaron los fondos nacionales para el proyecto de restauración y conformación de un museo que en principio había ideado la arquitecta Eliana Bórmida.

Dado el nivel de deterioro, en el 2009, la Comuna encaró el trabajo sobre todo de reconstrucción: con la puesta a nuevo del cuerpo principal de la construcción, los jardines, los veredones y los sanitarios, además de las alas norte y sur, estrenadas en el 2011, se llegó al 70% del total, que en el 2015 –según las autoridades– se completará con las habitaciones, la cocina y un área de servicios.

Al acto de anoche concurrió el intendente Alejandro Bermejo. Previo a la inauguración oficial, el director de Cultura, Patrimonio y Turismo de Maipú, Cristian García, opinó: “Además de leyes de declaración, debe haber obligaciones, es decir, un compromiso formal desde la Nación o la Provincia de conservar los lugares declarados patrimonios. Esto no sucedió con la Estancia de Molina sobre todo porque, por el gran deterioro que presentaba el edificio, la obra era costosa. Para nosotros, el valor trascendía el esfuerzo presupuestario”.

El funcionario aclaró que el único recurso externo fue el Aporte del Tesoro Nacional (ATN) para comprar el terreno a punto de ser rematado, lo que sucedió en la década del ’90.

“El proyecto se hizo con personal municipal. Incluso se empleó mano de obra maipucina y materiales de nuestra naturaleza, como el barro”, sumó García.

Parte de un plan de rescateLa casa se construyó a mediados del siglo 18 y no sólo fue la residencia familiar del ex gobernador Molina –a cargo del Ejecutivo local entre 1822 y 1838, en tres oportunidades–, sino que también funcionó como un lugar donde se dirimieron cuestiones políticas y por el que pasaron desde el general José de San Martín hasta Lavalle.

De hecho, tal como refirió el director de Cultura de Maipú, se realizó en esta casona la despedida del Ejército Libertador antes de emprender el cruce de los Andes.

La recuperación de las Bóvedas es parte de un proyecto municipal que incluye el rescate de otros espacios: la capilla Nuestra Señora del Rosario (de 1807), en Barrancas, inaugurada con un mural del artista plástico Rodolfo Carmona y que cuenta con una guía para el recorrido; el viejo lugar de encuentro en Tres Esquinas que se mejoró, también con un mural de Carmona, con nuevas baldosas y recambio de iluminación y, por último, el cine teatro Imperial, elevado en 1936, que inauguraron recientemente.

Fue escenario de una películaHacia fines de la década del ’50, la Estancia Molina fue uno de los escenarios principales de una película rodada íntegramente en Mendoza. A partir de esas imágenes y otras fotografías históricas, el equipo municipal pudo reconstruir el mobiliario original de la casona colonial, que se trajo de Buenos Aires, y la decoración de los interiores.

Se trató del filme Álamos talados, basado en la historia de Abelardo Arias, que marcó el inicio artístico del hoy director José Luis Suárez y en cuya adaptación cinematográfica participó Antonio Di Benedetto.

“Cuando se inició este proceso quedaba en pie sólo una de las cuatro bóvedas, por lo que en realidad se trató de una reconstrucción. Respetamos tanto los materiales originales como la forma de construcción, siguiendo una nueva tendencia que entiende que el bien patrimonial sigue existiendo pese a la destrucción”, dijo Cristian García, director de Cultura y Turismo de Maipú.

Breve cronología►1997: es considerada “patrimonio cultural” provincial según la Ley Nº6.034. Antes de ser rematada, la adquirió el Municipio de Maipú.

►1998: es declarada Monumento Histórico Nacional.

►2008: se comienza a planificar su restauración como parte de un plan de recuperación patrimonial emprendido por la gestión municipal. El proyecto comienza a ponerse en marcha en el 2010, logrando la inauguración de su primera etapa al año siguiente.

Patrimonio$7 millones en el cine teatro Imperial, que fue inaugurado recientemente.

$4 millones en la Casa de las Bóvedas de Pedro Molina.

$1,5 millones en la recuperación de Tres Esquinas y la capilla de Barrancas.

 Embed      
Sebastián De Toma
Sebastián De Toma
 Embed      
Florencia Colacito
Florencia Colacito
 Embed      
Lucas Fauno Gutiérrez
Lucas Fauno Gutiérrez