País Lunes, 19 de marzo de 2018

Macri aseguró que si un funcionario suyo es un corrupto "será separado del gobierno

En una entrevista para América, el presidente también cuestionó a la Justicia por difundir las escuchas de Cristina: "son conversaciones que son del mundo privado".

El presidente Mauricio Macri se refirió este domingo a las vinculaciones de distintos funcionarios nacionales con fondos offshore y remarcó que "si se demuestra que han cometido algún ilícito, van a ser separados del Gobierno". El mandatario defendió al ministro de Finanzas, Luis Caputo, y a los demás integrantes del Gobierno acusados por presuntas irregularidades: "Él o cualquiera al que se le demuestre que ha cometido algún ilícito va a ser separado del Gobierno. Si yo tengo alguna mínima duda a partir de la acusación que recibe un funcionario de que pueda haber algo de cierto, soy el primero en separarlo. No tengo dudas, porque analizo las causas". En una entrevista con el programa "La Cornisa", el jefe de Estado afirmó que su Gobierno ha "puesto una vara muy alta" en lo que se refiere a políticas de transparencia, pero llamó a "lograr que el péndulo no se vaya de un extremo al otro, tiene que haber equilibrio". "Pasamos de los bolsos de (el exsecretario de Obras Públicas José) López a cosas que tienen que ver con relaciones privadas anteriores haya que juzgarlas en tiempo presente. Son cosas que tienen que ver con la historia empresaria de integrantes del Gobierno", manifestó el líder del PRO. Y agregó: "Tengo un compromiso claro con la transparencia. Hoy tenemos funcionarios que cuando se los denuncian contestan, llevan los papeles a la Justicia. No estamos hablando de hechos de corrupción, sino de cosas que tiene que ver con la vida anterior de los funcionarios. Es un cambio. Todas las denuncias que hemos tenido, ninguna han sido comprobadas". Por otra parte, el mandatario volvió a deslizar su interés en ser reelecto, pero aclaró que su "preocupación" es la gestión. "Qué ansiedad, ¿no? Yo no hablo de eso", manifestó al ser consultado sobre su posible postulación en las elecciones de 2019. Y, a continuación, respondió: "Tengo un compromiso con los argentinos y si ellos creen que tengo que continuar un mandato más, yo voy a estar. Pero hoy no es mi preocupación. Mi preocupación es seguir reduciendo la pobreza, generar trabajo, poniendo en marcha el país en cada rincón de la Argentina". A la vez, remarcó que no pretende extender su mandato más allá de lo establecido por la Constitución: "No estoy para un día más de lo que es el mandato constitucional y estoy para pasar a otra vida, para no molestar, para dejar que otros puedan continuar con la tarea. Nadie es imprescindible. Si uno es un buen dirigente, tiene que haber formado buena gente". Consultado sobre las intenciones oficiales de que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, busquen sus respectivas reelecciones, el líder del PRO señaló: "Más que gustarme, es fundamental para el futuro de la Ciudad y especialmente de la Provincia de Buenos Aires". En ese sentido, afirmó que es "claro" que va a ayudarlos en la campaña y agregó: "La Provincia es clave para el futuro de la Argentina. Sin una Provincia ordenada, saliendo de comportamientos mafiosos, del abandono en que ha estado el Gran Buenos Aires principalmente, es difícil que haya futuro". Asimismo, al ser consultado sobre el denominado "hit del verano" que se cantaron en distintas canchas con insultos hacia su persona, el jefe de Estado esbozó una sonrisa y respondió: "Si hay alguien que entiende de la pasión del fútbol, soy yo, y de la cancha, que es locura". "Me pareció creativo y gracioso, igualmente no dejo de ser inocente de pensar que detrás de esto está también la política y que no ha sido espontáneo. Después en la cancha, hay mucha gente que espontáneamente con tal de descargar se suma. Lo tomé como tal. En 12 años de presidente de Boca jamás hice política en la cancha de Boca", añadió. En referencia a la imputación en contra del diputado nacional Daniel Scioli por supuestas irregularidades en la adjudicación de obras durante su gestión como gobernador bonaerense, Macri indicó: "La Justicia está actuando. Él, como hice yo, tiene que dar explicaciones, como todos los argentinos. Un compromiso central que tiene mi Gobierno es el fin de los privilegios, de la impunidad, porque todos tenemos que dar explicaciones". "Tiene que dar explicaciones, como las tiene que dar (el líder camionero, Hugo) Moyano y cualquier. Cuanto más poderoso, más obligación tienen la persona de demostrar que es igual ante la ley", señaló. Al nombrar al exsecretario general de la CGT, el Presidente negó que vaya a interferir en la Justicia para salvarlo de las causas en su contra: "Respeto y quiero que tengamos un sistema judicial sólido, que funcione, independiente. No voy a entorpecer".Las escuchas a CristinaMacri cuestionó a la Justicia por difundir "conversaciones que son del mundo privado", en alusión a las escuchas a la senadora Cristina Kirchner, a la vez que indicó que su antecesora "tiene una visión de la realidad muy particular". "Más allá de lo grotesco y lo gracioso que ha sido el personaje este de (el exdirector de la Agencia Federal de Inteligencia Oscar) Parrilli, que irrumpió como un elemento de comentarios inevitable de todas las comidas entre amigos, me parece pésimo lo que ha pasado", sostuvo el mandatario. En una entrevista con el programa "La Cornisa", el jefe de Estado advirtió que "los jueces, claramente, tienen derecho a invadir la privacidad de las personas si están dentro de una investigación, pero después no se pueden difundir esas conversaciones que son del mundo privado". "Me parece que no es de una Argentina seria, normal que pase esto", agregó el líder del PRO. A la vez, Macri aclaró que los periodistas "están disculpados por la profesión que ejercen". Sin embargo, el Presidente se refirió a los dichos de la referente opositora, quien lo definió como un "un mafioso sostenido por los medios". "En términos de contenido, qué puedo comentar después de todas las descalificaciones que he recibido públicas y en off por parte de la presidenta (sic). La verdad es que no me merece ninguna valoración positiva. Tienen una visión de la realidad muy particular. Ella y su marido (Néstor Kirchner) siempre arengaron al resentimiento", concluyó.