País - CGT CGT
viernes 01 de junio de 2018

Macri alertó a la CGT de que un paro no servirá de nada

El presidente Mauricio Macri instó a los dirigentes de la CGT a no tomar medidas de fuerza. "Si hacen un paro, no cambia nada", dijo el mandatario en Salta apenas horas después de haber vetado la ley que en la madrugada había aprobado el Senado para retrotraer a diciembre los precios de las tarifas de servicios públicos.

Como se había anunciado, el veto fue dispuesto a primera hora de la mañana y enseguida desde sectores de la oposición y gremialistas se escucharon voces de rechazo y de convocatoria a un paro nacional que aún no tiene fecha.

"Trabajemos en lo que sabemos hacer, que es mejorar todos los días nuestra competitividad, nuestra productividad. Por eso es importante que la CGT se sume a eso. La CGT tiene que pensar que si hacen un paro, ¿qué cambia? No cambia nada", sostuvo el mandatario.

Macri subrayó que lo que sí cambia la realidad del país "son las mesas de productividad y que ellos sean participantes activos a bajar el costo argentino sin bajar el salario".

Debido a que la sesión en la Cámara Alta en la que se aprobó la Ley de Tarifas terminó bien entrada la madrugada, finalmente se suspendió la reunión que la conducción de la CGT iba a mantener ayer con senadores del peronismo para analizar el llamado a un paro general en rechazo al veto.

Mientras tanto, la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky y la CTA Autónoma de Pablo Micheli anunciaron la convocatoria a un paro nacional con movilización para el 8 de junio, en rechazo al veto presidencial a la ley de tarifas y al acuerdo con el FMI, entre otras temas.

Así lo indicaron ambas centrales en un comunicado conjunto, en el que precisaron que realizarán un plenario el lunes en el que votarán la moción de ir a una huelga.

En sus argumentos, el mandatario aludió a un decreto de CFK
Apenas cinco horas después de la votación, fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el que anunció que el mandatario había hecho uso de su "facultad constitucional" rechazando la norma impulsada por la oposición, que ya trabaja en un último recurso.

Se espera para las próximas horas un pronunciamiento conjunto de la oposición.

A lo largo de un documento de 12 páginas, el Presidente enumeró las razones de su decisión. En ese marco apuntó no sólo a la política llevada adelante por el gobierno anterior, sino que hizo referencia directa a un decreto dictado por Cristina Kirchner en 2010.

El decreto al que hizo alusión el Presidente refiere a cuando Fernández de Kirchner se opuso a establecer que la jubilación más baja del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones fuera equivalente al 82% del salario mínimo, vital y móvil.
Fuente:

Más Leídas