Diario Uno País

Ofreció su visión crítica sobre lo que entiende como el debilitamiento del Estado y la acción de los distintos gobiernos argentinos en los últimos 40 años.

Luis Romero: “Hoy tenemos 25% de gente excluida”

Por UNO

Por Miguel García Urbaniuno.mendoza@diariouno.net.ar

Luis Alberto Romero ofreció su visión crítica sobre lo que entiende como el debilitamiento del Estado y la acción de los distintos gobiernos argentinos en los últimos 40 años.

El autor de “La larga crisis argentina, del siglo XX al XXI” sostuvo frente a un centenar de asistentes en la Sala Roja del Centro Cultural Provincial Julio Le Parc que Argentina fue un país medianamente “normal” hasta los ‘70 y que desde allí hubo un cambio de tendencia que nos puso en una constante decadencia.

Invitado por Diario UNO y en conversación con el periodista Jaime Correas, hizo hincapié en lo que a su criterio es la continuidad del desguace del Estado durante 4 décadas. “Los que hemos vivido este proceso podemos sentir las diferencias, porque Argentina era un país sin pobres, había variantes sociales, pero no había quiebras. En este momento tenemos un 25% de gente excluida”.

Romero hizo girar su disertación sobre un punto central: el conjunto de políticas deliberadas que desarmaron instituciones y reduciendo la presencia estatal en áreas indispensables como educación y salud.

El historiador y docente arrojó conceptos sobre lo que él parangona como una continuidad entre las políticas de los ‘70 y las actuales: “Los grupos que han exprimido al Estado han ido cambiando de lo que se llamaba la Patria Financiera, en la época de José Alfredo Martínez de Hoz, hasta la actualidad, donde hay un elemento original, dado que ese grupo ya no es de empresarios o financistas, sino que ha surgido de la política”.

Agregó que en estos últimos 40 años los gobiernos han sido muy distintos, los proyectos muy diferentes, los discursos han cambiado, pero las consecuencias han sido las mismas.

Siguió haciendo paralelismos en las políticas de los últimos años y dijo que el gobierno de los Kirchner innovó muchísimo respecto del gobierno de Carlos Menem, sobre todo en su idea de dónde se quiere llegar.