Diario Uno País

La Secretaría de Ambiente ya dio el visto bueno para el centro educativo que funcionará en San Carlos, donde los animales capturados serán colocados en recintos. Su costo rondará los $80.000.

Los pumas salvajes tendrán un santuario para su preservación

Por UNO

Julio Luzuriagaluzuriaga.julio@diariouno.net.ar

La Secretaría de Ambiente de la Provincia dio un guiño al proyecto de la Fundación Cullunche que busca crear un santuario de pumas en este departamento. Los animales capturados serían colocados en recintos que albergarían hasta tres felinos cada uno.

“No funcionará como zoológico, sino como un centro educativo”, explicó Eduardo Furlán, miembro de la fundación animalista. El costo para construirlo rondaría los $80.000.

Furlán, encargado de la sección Fauna de la fundación, comentó detalles del proyecto que busca preservar al puma. En este sentido, desde hace dos años, Cullunche trabaja en el territorio nacional con campañas educativas.

“El santuario no es una solución definitiva al conflicto entre los pumas y el ganado menor”, dijo Furlán. “Otro de los problemas centrales con estos felinos es el mascotismo; es decir, familias que se llevan cachorros y los crían en sus casas como si se tratase de un animal doméstico”, explicó.

El proyecto, por el cual mantuvo días atrás un encuentro con el secretario de Ambiente, Marcos Zandomeni, busca alcanzar la firma de un convenio que involucre además a la Comuna local.

El lugar elegido es una finca situada a la vera de la Ruta Nacional 40, al sur de la rotonda ubicada en la intersección con la avenida Ejército de los Andes. “Necesitamos firmar un convenio de comodato para obtener ese espacio destinado a la ubicación de los pumas”, dijo Furlán, quien además es inspector ad honórem de Recursos Naturales Renovables de la Provincia.

“Presentamos el proyecto y tiempo después mantuvimos la reunión con Zandomeni”, confió. La fundación le solicitó a Ambiente que se haga cargo de aportar el dinero para la construcción de los recintos, mientras que el Municipio local brindaría mano de obra para la ejecución y el funcionamiento.

Cullunche busca trabajar en la educación dirigida a los puesteros para que, entre otras cosas, utilicen perros pastores para evitar el acercamiento de los pumas a los rebaños.

Cuatro espacios especiales

El presupuesto presentado por la fundación asciende a los $80.000. Desde la Provincia, Zandomeni dio el visto bueno a la iniciativa y ahora resta la venia del Municipio sancarlino.

En una superficie de una hectárea, cerrada con tela perimetral, proyectan levantar cuatro recintos, de 25 metros de ancho por 80 metros de largo, en los que colocarían tres pumas en cada espacio cerrado con tela y techo de alambre.

El costo mensual de operación del santuario no ha sido determinado, pero para eso tomarán como referencia el gasto de alimentación para los leones en el Zoológico.

“No funcionará como zoológico, sino como un centro educativo en el que primará el bienestar de los animales”, subrayó Furlán. “Creemos que la educación nos ayudará a no superar la capacidad del santuario”, estimó.

Cullunche presentó un proyecto para que el Zoológico de Mendoza se convierta en un centro de tenencia y rehabilitación de fauna.

Otra de las barreras a derribar es la compra y el canje de animales salvajes, como es el caso del puma.