Diario Uno > País

Los “poliparteros”

Por Julio Luzuriagaluzuriaga.julio@diariouno.net.ar

Ayudada por policías, una mujer dio a luz a su quinto hijo dentro de su domicilio particular. El alumbramiento ocurrió en el asentamiento La Tablada de esta ciudad. La madre y el recién nacido fueron asistidos en el interior de la precaria vivienda y luego trasladados en ambulancia hasta el hospital Antonio Scaravelli, donde quedaron internados, presentando buen estado de salud.

María Ester González (40) dio ayer muestras de la fuerza y el valor de una mujer cuando en plena madrugada el trabajo de parto no le dio tiempo para poder llegar hasta el hospital público local.

La hoy madre de cinco hijos fue asistida por sus familiares, quienes ante la inminente llegada al mundo de Juan Francisco, que pesó 3,200 kilos, decidieron solicitar ayuda a la policía.

Así fue que cerca de las 7.15 y tras varios minutos en los que María Ester hizo frente a las contracciones, una llamada telefónica ingresó al 911 dando parte de lo que estaba sucediendo en el domicilio ubicado en el asentamiento La Tablada, situado al suroeste de la ciudad cabecera de Tunuyán.

Fue entonces cuando tres móviles que patrullaban por la zona llegaron hasta el lugar del parto. Lo hicieron en los internos 2592 y 2497 de la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) de Tunuyán y el 2334 de la Comisaría 15.

Rápidamente los “poliparteros” ingresaron en la precaria vivienda y fue la auxiliar de la UEP Blanca Aveiro quien llegó primero hasta la habitación donde se encontraba la parturienta. La mujer policía ayudó a María Ester y juntas lograron que Juan Francisco arribara al mundo sin sobresaltos.Aveiro fue ayudada en todo momento por sus compañeros: el cabo primero Daniel Gómez, el auxiliar Benito Méndez, el inspector Marcelo Alarcón y la auxiliar Silvia Troncoso.

Agradecimiento especial“Desde temprano por la noche mi mamá iba mucho al baño y al llegar la madrugada empezó a ir más seguido”, relató Graciela, la hija de 15 años de María Ester.

“Más tarde ya nos dimos cuenta de que el bebé estaba por nacer, así que mi papá salió a buscar ayuda y fue así como llamaron a la policía para que viniera a mi casa”, relató la menor.

En tanto, aún cansada por el parto, María Ester dijo que se encontraba bien y en perfecto estado. “Lo único que lamento es que no puedo tener a mi bebé acá conmigo, porque está en la incubadora en Neonatología, pero gracias a Dios está bien”, apuntó.

“Mi familia y yo les damos las gracias a los policías que me ayudaron en mi casa para que pudiera dar a luz”, agregó la joven madre de cinco hijos.

María Ester vive en el asentamiento La Tablada junto con su marido, Sergio Omar Moyano (41), quien actualmente se gana la vida cosechando uva, y los hijos de ambos, de 20, 18, 15 y 10 años, a los que ayer se sumó Juan Francisco, el recién nacido que llegó al mundo en el seno de su propio hogar y con la asistencia de policías.