Diario Uno País

El proyecto nació hace diez años en barrios del oeste godoicruceño. Promueven la separación de los desechos, en beneficio del medio ambiente. Comercializan la recolección en chacaritas.

Los jóvenes Triunfadores reciclan residuos para pagar sus estudios

Por UNO

Por Mariana Gilgil.mariana@diariouno.net.ar

Hay un grupo de jóvenes de entre 16 y 20 años, del Campo Papa y otros barrios aledaños de Godoy Cruz, que reciclan la basura para venderla en chacaritas y así ganar cerca de $500 para pagar sus estudios y ayudar con los gastos de la familia. El proyecto arrancó hace diez años bajo el nombre Los Triunfadores y hoy procesa hasta 200 kilos de desechos por semana y sueña con tener su propia prensa y enfardadora.

Una de las condiciones para quienes participan en esta labor, a la que dedican tres horas al día de lunes a viernes en turno mañana o tarde, es que deben cumplir con las obligaciones escolares.

“Todos nos ayudamos y esto funciona como una gran familia”, contó la coordinadora, Cristina Sagnier, quien tiene 22 años y una beba de 6 meses a quien mantiene con la ganancia que saca como recuperadora urbana.

Otro caso es el de Carlos Gil, quien trabajaba en el basural El Pozo pero no le quedaba tiempo para cursar sus estudios secundarios. “Por suerte, un día, un compañero me dijo de este espacio donde capacitaban para  reciclar la basura y me interesó el proyecto.

Ahora puedo ir a la escuela y a la tarde cumplo con mis horas de trabajo. Con lo que gano ayudo a mi mamá con las cosas de la casa”, relató el joven, mientras seleccionaba los materiales en el espacio que funciona al lado del jardín maternal Arco Iris, en el oeste godoicruceño.

“Esto arrancó para dar una solución a la problemática del basural, para sacar los chicos de ese lugar y que puedan trabajar en un espacio mejor, con más seguridad e higiene, Acá usan guantes y barbijos, y no están en contacto directo con todo tipo de basura, sino con los desechos reciclables”, contó Cristina.

La mecánica de trabajo es simple: mientras unos salen a la calle y reco lectan casa por casa los residuos reciclables –como cartón, vidrio, papel, plástico, latas y demás–, otros están a cargo, en el galpón, de la selección,la limpieza y el empaquetado de los fardos que se venden en las chacaritas.

Como no tienen movilidad propia, hacen la recorrida dos veces por semana en los barrios San Ignacio, Trapiche y Vandor. Además, tres días concurren al centro comercial Palmares, que dona materiales. Para el traslado, la Comuna de ese departamento aporta una camioneta.

En promedio, el miniemprendimiento saca por quincena entre $1.500 y $3.000, monto que se reparten entre los diez integrantes y a cada uno le queda de ganancia alrededor de $500 al mes.

La mayoría son amigos y se conocen desde pequeños porque fueron al jardín maternal o al centro de apoyo educativo que funcionan en el mismo terreno donde está la planta recuperadora de basura.

En primer lugar, los chicos reciben capacitación para informarles a los vecinos sobre cómo dividir los tipos de residuos: los orgánicos, los reciclables y los desechables. Para eso, entregan folletos y explican la tarea en  forma personal.

También reciben ropa o calzado, electrodomésticos y muebles en buen estado, que les venden a los vecinos de la zona.

Apoyo de ColobaLa Fundación Coloba, que trabaja con la comunidad del oeste de Godoy Cruz, brinda el apoyo logístico a esta iniciativa de inclusión social.

Liliana Sevilla, a cargo de esta institución y del Centro Educativo Comunitario Arco Iris, manifestó: “Esta iniciativa surgió como una posibilidad para los chicos que salían de 7º grado en un contexto de basural a cielo abierto, que funciona a 20 metros de acá”.

Y prosiguió: “Un grupo de profesionales de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) nos propuso esta alternativa para incluir a los chicos que salían de la primaria”.

Los primeros chicos –ahora ya son padres– arrancaron con un carrito de mano y hacían un rastrillaje de residuos. Con el tiempo, el emprendimiento fue creciendo y los recuperadores urbanos tienen hoy varios sueños: uno es acondicionar el precario espacio donde trabajan.

“Ésta es una manera de que los chicos estén incluidos, y es un enorme desafío institucional que la iniciativa sea sustentable y sostenida a lo largo del tiempo, lo que es mérito de los propios jóvenes”, recalcó Sevilla.

Una iniciativa inclusiva

Los recuperadores urbanos Los Triunfadores son jóvenes que integran un proyecto de gestión de residuos e inclusión social que funciona en el barrio Campo Papa.

La iniciativa nació en el 2003, impulsada por el Centro Educativo y Comunitario Arco Iris.

La tarea que llevan adelante es promover la separación de residuos en origen y la utilización de materiales reciclables en beneficio del medio ambiente. A través de panfletos y en forma personal, les transmiten a los vecinos la idea para que se sumen al emprendimiento.

Los elementos reciclables que reciben son papeles, cartones, metales, plásticos, vidrios, baterías, ropa, muebles y calzados.

Los interesados en colaborar pueden llamar al 4271122 o al 156141282. También es posible escribir al mail lostriunfadoresmza @gmail.com.