Diario Uno País

Si bien el Ministerio de Agroindustria está evaluando en cada cultivo los efectos de las bajas temperaturas, se calcula que habrá pérdidas totales en algunas zonas. Piden fondos a la Nación.

Los daños producidos por las prolongadas heladas de setiembre en Mendoza podrían ser mayores

Por UNO

Por Carina Luz Pérezperez.carina@diariouno.net.ar

Como está planteado el escenario, los daños producidos por las prolongadas heladas de setiembre podrían ser mayores a las primeras 29 mil hectáreas de fruta de carozo, uva Chenin y de mesa afectadas. Algunos senadores radicales calculan un número superior al estimado en un primer momento, en vistas de que las medidas atenuantes, como el riego y el encendido de quemadores en puntos claves de las fincas, no fueron suficientes para proteger los cultivos debido a la persistencia durante siete días y varias horas por jornada del fenómeno climático.

En el Ministerio de Agroindustria también estiman que el número de hectáreas dañadas será superior al registrado hasta ahora, pero no quieren aventurar una evaluación sin antes contar con dos elementos: la denuncia de los propios productores para tasar el grado del daño y la biología de cada planta, porque a diferencia del granizo, cuyo daño es evidente de forma inmediata, las consecuencias de las heladas tardan al menos 20 días en manifestarse en cada producción.

Sin embargo, con los testeos exprés que están realizando en cada distrito agrícola, mediante la evaluación de dos fincas por zona, desde esa cartera ya hablan de que algunas producciones podrían ser calificadas como zona de desastre en vez de zona de emergencia económica.

En este contexto, el único resultado visible del encuentro entre el titular de Agroindustria, Marcelo Barg, y los senadores de la UCR, que invitaron al funcionario para que explayara sobre las posibles derivaciones económicas de las heladas, fue el anuncio de un pedido de $40 millones a la Nación, una vez declarada en la provincia la emergencia económica con la tasación final de los daños, cuyo porcentaje en muchos sectores ya inspeccionados por la Dirección de Contingencia Climática, supera el 80% en promedio en toda la provincia.

Las críticas al Fondo SolidarioUna y otra vez vuelve de debate sobre la obligatoriedad que debería tener el Fondo Solidario Agrícola, destinado a financiar este tipo de problemas. Como ocurrió en otras gestiones gubernamentales, el Ejecutivo se comprometió a enviar un proyecto de ley para instalarlo definitivamente. En este sentido, Barg repitió la intención y dijo que pronto llegará la iniciativa a la Legislatura, sin precisar fecha.

En tanto, el senador radical Armando Camerucci criticó la conformación actual del Fondo, ya que los productores aportaron solidariamente alrededor de $4,5 millones, la Provincia otros $21 millones, pero Nación faltó a su promesa de colocar otros $20 millones.

“De tener estos fondos, hoy sería más sencillo sostener las pérdidas que dejarán las heladas”, indicó el legislador.

Para Barg, el problema es más profundo aún, porque el Fondo Solidario cuenta con el aporte económico de tan sólo el 23% del total de productores agrícolas de la provincia y en ese porcentaje, prevalecen los pequeños productores ya que los grandes y medianos cuentan con otros mecanismos aseguradores.

De esta forma, el ministro hizo este cálculo: “Si el 90% de los productores hicieran aportes, podría contarse con $ 70 millones para asistir las contingencias climáticas que todos los años tiene Mendoza y además, extender la cobertura de malla antigranizo, por ejemplo. Por eso, debe el Fondo debe ser obligatorio”.

En resumen, la estrategia hacia adelante es trabajar con los productores para que se sumen mayoritariamente al Fondo, inclusive se planteó la necesidad de que otros sectores relacionados con la producción primaria, como la industria y el comercio también hagan su aporte.

Los pasos que se seguirán1-Más recursos para el Fondo

Hasta ahora, los productores aportan voluntariamente una cuota para atender casos de emergencia económica por heladas, granizos, etcétera. El Gobierno pretende, junto con los legisladores, establecer por ley una cuota fija destinada a este fin. Pero además quiere que no sólo participe el sector agropecuario, sino también el industrial y las grandes superficies comerciales.

2-Cómo queda la moratoriaHasta el viernes próximo tienen tiempo de sumarse todos aquellos productores que no adhirieron el año pasado al Fondo Solidario Agrícola.

Según lo conversado en la Cámara de Senadores, con el pago de una sola cuota podrían acceder a los beneficios de financiamiento que ofrece el Fondo para ampliar la cobertura.

3-Otras formas de ayudaHubo acuerdo también para constituir un fideicomiso con el fin de que los productores puedan afrontar los costos inmediatos de incorporarse al Fondo Solidario Agrícola y que, a su vez, permita engrosar el número de adhesiones al sistema.

También se tomó en cuenta prorrogar el pago de créditos en el Banco Nación o recurrir al Fondo para la Transformación y el Crecimiento.