Diario Uno País

El Tribunal interviniente de Azul recomendó a los colegios contratar seguros, ya que son responsables por los daños causados o sufridos por sus alumnos.

Lo indemnizaron con $360 mil por perder un ojo en la escuela

Por UNO

Un alumno de 13 años fue indemnizado con 360 mil pesos por perder un ojo en la escuela primaria de la localidad bonaerense de Azul a la que asistía, tras hostigar a un compañero que se vengó clavándole una lapicera.

El hecho sucedió durante un recreo, cuando el nene victimizado recibió golpes y extrajo una lapicera para protegerse, cuya punta terminó incrustada en uno de los ojos del segundo chico, informó este sábado Diario Popular.

Allí empezó una larga pelea en los estratos judiciales, donde ahora se resolvió que el herido debe ser indemnizado con una suma de más de 360 mil pesos.

Se trata de un fallo de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial de Azul y que sienta precedente en el marco de los episodios de violencia en las escuelas.

El hecho en cuestión se remonta al año 2001, en el interior de la Escuela 3 "Domingo Faustino Sarmiento", ubicada en la localidad de Benito Juárez.

A raíz del episodio, el nene herido perdió la visión de uno de sus ojos, resultando con una discapacidad acreditada de 45% en su vista, más otro 10% por los problemas psicológicos que derivaron del problema.

Los jueces del tribunal evaluaron en el fallo que la responsabilidad de los establecimientos educativos varía de acorde a cada caso, pero resolvieron que sobre ellos pesa un deber de vigilancia sobre los alumnos y lo que pueda pasarles.

En el caso, los jueces ordenaron que se confirmara la condena contra los padres del menor agresor y que, además, se rechazara la eximente de caso fortuito solicitado por la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires.

Los magistrados sostuvieron que debe indemnizarse con 198 mil pesos por los daños físicos, 36,5 mil por gastos terapéuticos, 5 mil por gastos colaterales y 121 mil por daños morales.