Diario Uno País

El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, aseguró que hay que buscar acuerdos para luchar contra el avance de las mafias. Pidió que los jueces que están en zonas fronterizas "cooperen". Defendió la libertad individual

"Le decimos a otros poderes del Estado que la lucha contra el narcotráfico debe ser prioritaria"

Por UNO

El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, aseguró que hay que buscar acuerdos para luchar contra el avance de las mafias. Pidió que los jueces que están en zonas fronterizas "cooperen".

"No tenemos que discutir sobre estos temas, tenemos que ponernos de acuerdo sobre cuestiones básicas e implementarlas. Y exhortamos a todos los jueces, sobre todo a los de las zonas más acuciantes, a que cooperen con otros poderes del Estado. Y a los otros poderes les decimos que la agenda del narcotráfico debe ser prioritaria", declaró Lorenzetti en el inicio de su discurso por la apertura del año judicial.

En primera fila escucharon su mensaje la ministra de Seguridad, Cecilia Rodríguez, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, el ministro de Justicia, Julio Alak y la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, en un auditorio repleto de representantes de los tres poderes y, particularmente, del ámbito jurídico.

En representación de los otros seis integrantes del máximo tribunal de justicia, Lorenzetti abordó un mensaje sobre "los problemas del pueblo" que se trasladan "década tras década" y sobre los que es necesario buscar consensos entre todos los actores que están en el poder.

La preocupación de la Corte Suprema por el avance de las mafias del narcotráfico se suma al planteo realizado por la Iglesia, en un documento que fines del año pasado puso el tema en el eje de discusión. De hecho, tras aquél pronunciamiento el Gobierno designó al padre Juan Carlos Molina como titular del Sedronar, cargo que estaba vacante.

No demonizar

Lorenzetti, instó hoy a "fortalecer el debate público" y advirtió que se debe rechazar el "agravio" y la "demonización de personas o grupos".

"Cuando alguien expresa una idea, un argumento, no se le contesta a ese argumento, se ataca a la persona, se lo agravia, se demonizan personas o grupos. Esto es algo que nos preocupa y que está generalizado, todos lo sufren, aquí y en muchas partes del mundo", enfatizó Lorenzetti.

Para el magistrado, "no es bueno atacar a las personas, los grupos, demonizar o hacer lo que vemos que se hace" y consideróque "reglas mínimas del debate democrático son fundamentales".

Lorenzetti convocó a definir "políticas de Estado" basadas en "valores" porque "los valores perduran y las personas que están en el poder, pasan".

El magistrado se pronunció así al pronunciar un discurso en el marco de la apertura del "año judicial".