País País
domingo 26 de noviembre de 2017

Las últimas palabras del mapuche antes de morir

Según sus compañeros, un agonizante Rafael Nahuel les dijo: "No me entreguen al blanco, sigan recuperando territorio".

Soraya Maicoño, vocera de la Pu Lof de Cushamen, fue una de las voces más audibles en el conflicto de la comunidad mapuche de Chubut que fue el epicentro de la muerte de Santiago Maldonado. Hoy, Maicoño habla otra vez, de cara a la muerte del joven mapuche Rafael Nahuel, ocurrida ayer en el marco de una toma de la Lof Lafken Winkul Mapu en un predio que es jurisdicción de Parques Nacionales, a la altura de la kilómetro 2006 de la Ruta Nacional 40 sur, en un operativo de desalojo ordenado por el Juzgado Federal de Bariloche a cargo del doctor Gustavo Villanueva. La Prefectura Naval Argentina es señalada como la principal responsable de la muerte.

Que Nahuel, de 21 años, murió tras un supuesto enfrentamiento es la única hipótesis que trascendió hasta el momento. De cara a esto, Maicoño apunta: "No sé por qué se habla de un enfrentamiento. El tiro le entró por la nalga. Rafael iba montaña arriba. Estaba ahí para recuperar la tierra que ancestralmente es de su familia". Las últimas palabras de Nahuel llegaron a oídos de Maicoño también: "'No me entreguen al winka, al blanco', ese fue su pedido. Antes de morir, le dijo a sus compañeros que no aflojen, que sigan recuperando el territorio", asegura la vocera a Infobae.

Hoy, la familia del joven muerto espera recibir su cuerpo para comenzar el eluwun, el rito funerario mapuche, que dura varios días y que será realizado en la casa del joven en el barrio Nahuel Hue de Bariloche, según un comunicado de la comunidad Lafken Winkul que reivindica a Rafael como un weichafe, un guerrero. "No sabemos cuándo se va a entregar el cuerpo. Debería realizarse una autopsia para esclarecer como murió", asegura Maicoño.

El comunicado dirigido a "la nación mapuche" y a la "sociedad consciente" y enviado a Infobae por Maicoño es de términos especialmente duros: el mensaje asegura que la muerte de Rafael Nahuel "no será en vano" y que "la sagrada sangre mapuche derramada será vengada". También contiene información particularmente reveladora: dentro del lof "los weichafe siguen ejerciendo el control territorial a pesar de que varios de ellos se encuentran con heridos de múltiple gravedad debido a los impactos de bala de plomo del aparato represor del Estado".

Es decir, el desalojo no fue total. "Todavía hay mapuches resguardando el territorio", dice Maicoño, aunque no con total certeza. Llegó a sus oídos que entre los heridos en el lugar se encuentra Joana Micaela Colhuan, soldado voluntaria del Ejército Argentino perteneciente a la Escuela Militar de Montaña, que según el Ejército desertó de las filas para ingresar a la toma en la montaña. Joana estaría allí, todavía en el predio, "herida y resguardada, negociando con el Juzgado Federal de Bariloche para dejar el lugar sin una salida represiva". La joven, apunta la vocera de la Pu Lof de Cushamen, es prima del mapuche fallecido ayer. Infobae intentó constatar esta versión con fuentes cercanas al juez Villanueva, sin recibir respuesta alguna.

La Policía Federal Argentina, aseguraron voces de peso en los organismos de seguridad, todavía custodia la zona. Las mismas fuentes aseguran que, al menos, la PFA no tiene ordenes de volver a ingresar a la montaña y que una nueva "inspección" sería ordenada ordenada por Villanueva en los próximos días.

El Juzgado Federal de Bariloche, por su parte, también envió su comunicado: a 24 horas de haberse producido la muerte del joven mapuche, se convirtió en la única voz oficial en hacer declaraciones de algún tipo, sean civiles o de fuerzas de seguridad. El nombre de Rafael Nahuel -afirmado por Maicoño y el comunicado de la lof- no figura en el documento, que habla de una identidad que "no fue fehacientemente determinada".

El supuesto enfrentamiento es referido en términos potenciales, sin confirmación del mismo. El comunicado también apunta que se recibió cerca de las 2 de la mañana de hoy a familiares de la víctima en la sede del Juzgado, acompañados de dos abogados.

También se confirma la existencia de dos detenidos. Maicoño apunta: "Son Alejandro González y Fausto Jones Huala. No sabemos dónde los tienen, si es en la sede de la Policía de Seguridad Aeroportuaria o en Policía Federal. Sabemos, sí, que están golpeados, son testigos claves de lo que pasó".

El Juzgado Federal de Bariloche, por su parte, encargó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria el esclarecimiento de la muerte de Rafael Nahuel y de lo ocurrido ayer en Villa Mascardi.

Fuente: Infobae.com

Más Leídas