Diario Uno > País

Las prepagas pidieron al Gobierno que las deje aumentar más las cuotas

La amenaza que lanzó hace 15 días el Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, ymediante la cual pretendía limitar los aumentos de la medicina prepaga a un 8% para 2010, se

comienza a desvanecer. Y, en cambio, empieza a quedar abierta la posibilidad de que las alzas para

este año superen por varios cuerpos a esa cifra.

Luego de muchas idas y vueltas, ahora la escena se trasladó a las oficinas de Guillermo

Moreno, donde ayer comenzaron una serie de reuniones que se sucederán durante los próximos días.

El encargado de dar el puntapié inicial por parte de las firmas de medicina privada fue Jorge

Aufiero, titular de Medicus. El encuentro fue bastante más positivo de lo que se estimaba, ya que

Moreno mostró una faceta negociadora. Hizo oficial su intención de imponer un techo del 8% a los

aumentos de las cuotas en 2010, aunque tomó nota de las necesidades que el sector dice tener en

cuanto a los retoques de los precios. Sin embargo, Moreno en ningún momento se comprometió

formalmente a subir el tope.

Una de las variantes que podría entrar en juego es la de desdoblar los aumentos, de modo que

una parte comenzaría a correr dentro de las próximas semanas, mientras que otra etapa llegaría en

el segundo semestre de este año. Así, se amortiguaría el golpe al bolsillo de los cerca de cuatro

millones de afiliados a la medicina prepaga (la mitad lo recibe como un beneficio por parte de la

empresa para la que trabajan).

Otra de las opciones que se baraja es que los aumentos permitidos por Moreno no sean iguales

para todas las prepagas.

El tope surgiría de informes que el funcionario ya pidió a todas las empresas del rubro,

donde se detallan cuestiones como sus costos y valor de las cuotas, entre varios otros puntos y tal

como ya hace con los colegios privados.

Incluso, la avanzada oficial incluía la posibilidad de que un grupo de inspectores "visitara"

las oficinas de las empresas de medicina prepaga, de modo de recabar la mayor cantidad de

información posible.

Discurso unificado

Las prepagas irán al encuentro con el secretario de Comercio Interior con el mismo discurso:

un aumento anual del 8% les impediría afrontar los futuros aumentos salariales con los trabajadores

de la Sanidad, que reclamarán mejoras no menores al 20% en sus haberes. Esto, sin tener en cuenta

la necesidad de incorporar tecnología, que se mueve en dólares. Las empresas de medicina prepaga

subrayan que los salarios se llevan entre un 60% y un 70% de su estructura de costos.

La rueda de encuentros continuará hoy por la mañana, y esta vez será el turno de los máximos

directivos de dos empresas que no cargan con el rótulo de "grandes".

La política empleada por Moreno es la de descorporativizar las negociaciones. Por esto, pacta

los encuentros "mano a mano" con cada empresario. Además, sólo abre las puertas de su despacho al

presidente de cada empresa o, en su defecto, al vicepresidente. Otro tipo de representación por

parte de la compañía puede se tomada como un mal gesto por Guillermo Moreno.

Para la semana que viene está previsto que llegue el turno de las firmas con más peso del

sector, como Galeno y Swiss Medical. De todos modos, fuentes del mercado coincidieron en que Julio

Fraomeni y Claudio Belocopitt (titulares de ambas firmas, respectivamente), hasta ayer no habían

recibido ninguna invitación.

Desde comienzos de año el incremento de las cuotas de la medicina prepaga tiene un

comportamiento dispar. En enero, algunas enviaron a sus afiliados una carta en la que les

comunicaban aumentos de hasta el 12% en las cuotas, cifra que venía de arrastre de 2009.