País - Julio De Vido Julio De Vido
miércoles 25 de octubre de 2017

Las causas que complican al exministro de Planificación

El exfuncionario, que en paralelo es investigado por enriquecimiento ilícito, tiene abierto un juicio oral y público por el accidente ferroviario ocurrido en 2012, en el que murieron 51 personas.

Además de las causas por la supuesta malversación de fondos en la mina de Río Turbio y los aparentes sobreprecios en la compra de gas natural licuado por las que fue detenido, el exministro de Planificación Federal Julio De Vido está en juicio por la Tragedia de Once e involucrado en varias decenas de investigaciones.

El exfuncionario, que en paralelo es investigado por enriquecimiento ilícito, tiene abierto un juicio oral y público por el accidente ferroviario ocurrido en 2012, en el que murieron 51 personas.

Está acusado por estrago culposo y administración fraudulenta, y se expone a una eventual condena de hasta 11 años de prisión.

Además, está procesado en la causa que tiene a cargo el juez federal Julián Ercolini y que investiga el presunto direccionamiento de la obra pública durante la gestión anterior, en la que también está sospechada la expresidenta Cristina Kirchner.

El mismo magistrado dictó otro procesamiento en su contra por la compra de material inservible a España y Portugal, caso por el que se encuentra preso el exsecretario de Transporte Ricardo Jaime.

El cargo es por "administración fraudulenta agravada por haber sido cometida en perjuicio de una administración pública".

A la vez, fue procesado por el juez Claudio Bonadio por los subsidios al gasoil a empresas de colectivos entre 2003 y 2014, tras comprobarse que se pagaron por kilómetros no recorridos, a partir de que las empresas falsificaran la información.

El magistrado también tiene a cargo la causa por los supuestos sobreprecios en la compra de gas licuado natural, una de las que llevó a su detención este miércoles, luego de su desafuero en la Cámara de Diputados.

En tanto, el juez federal Sebastián Ramos lo procesó por supuestamente no haber conformado los equipos técnicos para revisar la concesión de líneas ferroviarias a distintas empresas, causa en la que también está implicado Jaime.

Otra de las investigaciones que lo involucran tiene que ver con el multimillonario gasto de creación y mantenimiento de Lafsa, una aerolínea que jamás prestó servicio; y también está nombrado en el caso Skanska que se reactivó en los últimos años.

De Vido acumula, además, denuncias por el reparto irregular de fondos a la agrupación Tupac Amaru, que lidera la detenida Milagro Sala, entre otras.
Fuente:

Más Leídas