Diario Uno > País

La violencia contra mujeres y niñas está aumentando en toda América Latina

La violencia contra mujeres y niñas sigue aumentando -en forma alarmante- en toda América Latina y el Caribe. Y, especialmente, lo hace en su forma más agresiva y extrema: el femicidio/feminicidio. Esto es, el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer.

Tristemente las estadísticas destacan que, de los 25 países del mundo con las tasas más altas de femicidio, más de la mitad se encuentran en esta región, donde las víctimas, a menudo, sufren mutilaciones graves.

Para contrarestar esta situción, más de ochenta organizaciones de mujeres aportaron a un documento que analizará un organismo de la ONU que sintetiza esta situación, denuncia la impunidad y -sobre todo- propone acciones concretas para que los gobiernos actúen sin más demoras contra este flagelo.

Propuestas

Por esta situación, este año, la Comisión sobre la Condición de la Mujer de Naciones Unidas analizará y propondrá soluciones para eliminar, atender y prevenir la violencia contra mujeres y niñas.

Encabezada por Michelle Bachelet, Secretaria General Adjunta y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, la comisión integrada por 46 países del mundo, entre ellos Argentina, escuchará testimonios de mujeres que padecieron violencia y las experiencias de los países, considerando un documento que se espera contribuya una guía para todos los países del mundo.

Guía de protección

El documento fue redactado por Susanna Moore y Joan Grant Cummings, bajo la coordinación general de Mabel Bianco, de FEIM, en su condición de coordinadora del Grupo Promotor del Comité de ONGs de América Latina y el Caribe, filial de la Confederación de ONGs de CSW Mundial.

El documento se presentará en la 57ª Sesión de la Comisión sobre la Condición de la Mujer (CSW), que se desarrollará del 4 al 15 de marzo. Moore y Bianco participarán en esta reunión y expresarán sus propuestas junto a otras activistas.

El documento detalla las distintas formas de violencias que sufren las mujeres, en el hogar, el trabajo, la política, las cárceles, el sistema judicial y los medios de comunicación, y alerta sobre nuevas formas de violencia contra mujeres y niñas, como las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

Señala el impacto de la violencia de género en la epidemia del VIH y en la salud y los derechos sexuales y reproductivos, de acuerdo a las pocas estadísticas disponibles en la región.

Situación en Argentina

Argentina se encuentra dentro del grupo de países de la región que avanzó en el marco legal para prevenir y penalizar todas las formas de violencia hacia mujeres y niñas, con la aprobación de la ley 26.485, la ley de trata, la ampliación de las penas por femicidio, entre otras. Sin embargo, esto no es suficiente porque las leyes sancionadas tienen que implementarse y cumplirse efectivamente.

Parejas: los responsables de la violencia

En países como Argentina, Chile y Perú, la mayoría de los femicidios es cometido por la pareja, actual o anterior y el lugar más peligroso para las mujeres es el propio hogar. Los esfuerzos para prevenir el femicidio son inexistentes o inefectivos.

El documento de las ONG denuncia la impunidad y gran tolerancia que existe frente a la violencia, que impide garantizar los derechos de mujeres y niñas. A esto se suman los obstáculos que encuentran las mujeres cuando quieren acceder a la justicia.

En el documento se sugieren 46 recomendaciones dirigidas a los gobiernos de la región para abordar este problema integralmente, principalmente para acabar la impunidad y negligencia de los Estados y actuar ya.

También se repasa que Perú es el país con la tasa más alta de casos de violencia sexual y violación en Sudamérica, donde 8 de cada 10 víctimas son menores.

Fuente: FEIM