Diario Uno > País

La UNCuyo replanteó su Consejo Asesor para acercarse a la sociedad

Por Luciana Moránmoran.luciana@diariouno.net.ar

La Universidad Nacional de Cuyo presentó ayer los cambios que desde este año le imprimirá al Consejo Asesor Permanente (CAP) para transformarlo en un ámbito social, replanteando así su esencia.

El Consejo Superior aprobó en octubre el nuevo perfil que pretende acercar la universidad a las necesidades que, junto con otros actores sociales, observe en la provincia y actuar para buscar soluciones.

“Nos replanteamos el CAP para poder generar un espacio de encuentro, discusión y posibles propuestas, y, por qué no, hablar de soluciones. Avanzaremos en políticas que surgirán de la discusión y las propuestas de los miembros del consejo social, que responderán a los intereses particulares de las instituciones que lo componen y fundamentalmente a las problemáticas que hoy la sociedad enfrenta, como puede educación, salud, empleo y desempleo, entre otras”, dijo a UNO Adolfo Cueto, secretario de Relaciones Institucionales y Territorialización de la Universidad Nacional de Cuyo.

El anuncio fue realizado durante la primera reunión plenaria del consejo, frente a cerca de 60 representantes de organizaciones sociales, privadas y gubernamentales, en el CICUNC.

La intención es repetir los encuentros mensualmente para lograr debates amplios y desde allí conformar planes de abordaje para distintos problemas que planteen los miembros.

Una mirada más ampliaEl consejo social es un espacio institucional a través del que la universidad desea actuar en el territorio: la provincia.

Para eso invitó a representantes de distintas organizaciones a formar parte, aunque está abierto a que otras instituciones se presenten espontáneamente con el requisito de ser representativas de un sector o ámbito social y tener personería jurídica.

Entre los invitados se encontraban representantes de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), la Asociación Argentina de Actores, el Colegio de Arquitectos, los bancos Macro y Patagonia, la Sociedad Argentina de

Escritores, la FADIUNC, UNO Medios, cámaras de empresarios industriales y metalúrgicos, las iglesias católica y evangélica, y autoridades de distintas facultades, entre otras instituciones.

“Soy la única persona extraterritorial que veo en esta convocatoria, y estoy muy agradecido (…) La comunidad mendocina acoge a casi 7.000 peruanos residentes en el Gran Mendoza y creo que es un número suficiente para conformar un grupo social que se beneficiará con las actividades de este consejo social”, aseguró el cónsul general de Perú en Mendoza, Pedro Rey.

Agenda públicaLa heterogeneidad de posibles miembros del consejo social –ellos deberán solicitar su membresía– responde a que una de las principales funciones de ese ámbito es “participar en la construcción y el desarrollo de la agenda pública de temas, los debates y las temáticas de desarrollo regional, propiciando la articulación de distintas visiones de los actores sociales”.

“La universidad ha estado muy acostumbrada a dar soluciones en función de ella misma. Lo que queremos es que lo que surja como respuesta desde este consejo social sea producto del encuentro entre la universidad,un elemento más de este consejo, con los planteos que nos hagan las instituciones”, consideró Cueto.