País

"La reparación de la cámara implica por lo general la reposición de partes y esas partes son responsabilidad del ministerio que estén compradas”

Por UNO

Por Javier Cusimano

cusimano.javier@diariouno.net.ar

El sistema público de vigilancia por video es requerido por las oficinas  fiscales 250 veces por día. A través de esta herramienta se realizaron  el año pasado 5.343 procedimientos policiales, que desembocaron en la detención de 2.826 personas para el esclarecimiento de algún hecho delictivo.  Ejecutan el monitoreo 24 operadores de la Policía por día, a través de 570 cámaras que hay distribuidas en puntos estratégicos, el metrotranvía y el estadio Malvinas Argentinas. 

El director de Informática del Ministerio de Seguridad, Ángel Pitón, dio a conocer ayer estas cifras durante una conferencia que brindó para aclarar  que el fallo en el funcionamiento de las cámaras en dos hechos delictivos recientes no está relacionado con un corte del servicio por falta de pago a la empresa prestadora del transporte de datos. 

El funcionario aclaró que se debió a desperfectos técnicos y que estos casos aislados no son representativos del estado general de todo el sistema. Sin embargo, aclaró que de las 405 cámaras instaladas en el Gran Mendoza funcionan actualmente 330 y que la falta de la asignación de un presupuesto es uno de los motivos que perjudican el atraso en el sistema de mantenimiento de los aparatos.

“Que no tengamos presupuesto nos genera demoras en los procesos de contrataciones y adquisición de ciertos elementos. La reparación de la cámara implica por lo general la reposición de partes y esas partes son responsabilidad del ministerio que estén compradas”, explicitó el funcionario.

Pitón detalló sobre este aspecto  que se requieren $960 mil por año sólo para cubrir el mantenimiento de los aparatos que sufren la agresión del vandalismo, los accidentes viales y las tormentas eléctricas. El sistema además puede dejar de funcionar por el corte del suministro eléctrico, problemas con la conexión a la red, o la desinstalación por la ejecución de una obra.

“El sistema nunca deja de estar en funcionamiento, son sólo pequeños porcentajes los que son afectados. En las fiestas de fin de año se destruyeron con piedras 80 cámaras en distintas zonas. Pero trabajamos para que se repongan lo antes posible. Contamos desde hace un tiempo con un laboratorio propio en el que verificamos los daños para solicitar las garantías correspondientes o abastecernos de las piezas que se necesitan para recomponer el equipo”, dijo.

Con este método de vigilancia desde principio de año hasta la fecha ya se han realizado 1.665 procedimientos requeridos por las fiscalías que terminaron con la aprehensión o detención de 864 personas. La ley 7.924 regula la utilización de videocámaras con el fin de grabar imágenes en lugares públicos y su posterior tratamiento en la prevención e investigación de contravenciones y delitos.

►Mantenimiento. Desde Seguridad señalaron que para poder arreglar y mantener el sistema de vigilancia con cámaras necesitan un presupuesto mensual que varía entre los $50 mil y los $80 mil, según los daños.

► Reducción. Cuando comenzó el sistema de monitoreo en 2008 por ley se estableció que las horas de filmación almacenadas debían conservarse un año. Ese tiempo se redujo actualmente a 60 días.

Dejá tu comentario