Diario Uno > País

La reina de Luján no desfilará sola

Por Juan M. Porolli y Soledad Segadeuno_mendoza@diariouno.net.ar

Este año no hubo reina hot, pero la Vendimia igual tuvo su comidilla. El conventillo en esta oportunidad provino de las tierras del Malbec, Luján de Cuyo, donde luego de que saliera electa como soberana de ese departamento Lucía González Casale, toda su corte salió a denunciar que hubo acomodo.

Pasó mucha agua debajo del puente y se terminó por arreglar todo, al menos en lo superficial. Y es que la corte de la reina de Luján participará junto con Casale de la Vía Blanca y el Carrusel, según lo que le dijo a Diario UNO Sonia Castro, la coordinadora de la reina de esa comuna.

“No se habló de lo que pasó y no leí nada en particular. Pero ya pasó y ahora la reina tiene que disfrutar de todo lo que viene”, minimizó Castro.

Casale, de 23 años y que representó al distrito Las Compuertas, fue electa soberana de Luján de Cuyo el pasado 1 de febrero.

La principal denuncia que realizaron parte de las chicas que competían por la corona de ese departamento era que la reina electa no vivía en Luján, sino que su domicilio era en Godoy Cruz.

Las denunciantes agregaron, que “convenientemente”, a mediados de 2012 se cambiaron las reglas a través de un decreto y que para participar se necesitaba acreditar sólo cuatro meses de residencia en la comuna.En su momento las candidatas de por los distritos de La Puntilla, Agrelo, Carrodilla, Chacras de Coria, Ciudad, Zona Industrial y Ugarteche mandaron una nota a los medios asegurando que “sentimos que sólo ocupamos un lugar decorativo”.

Ante todos los dichos por parte de su corte, la reina de la Vendimia de Luján de Cuyo también dijo lo suyo y aseguró que: “Eran mis compañeras distritales, que no sé por qué hicieron esos comentarios. Todo se produjo después de la fiesta departamental. Antes nunca comentaron nada, y eso fue lo que me dolió un poco”.

“Empezaron a decir esas cosas –del acomodo– después de la fiesta, pero no fue así. Estábamos en la primera fila sentadas y venía la gente para preguntarme de qué distrito soy, es decir, no me ubicaban. Estoy segura de que la gente me eligió”, aclaró Lucía.

El decreto realmente existe. Se trata del Nº1.359, firmado por el jefe comunal, Carlos López Puelles. En el artículo cuatro de este documento, donde se indican los requisitos para ser reina, figura que debe acreditar 3 años de residencia en Mendoza y 4 meses en el departamento.

La realidad es que la relación entre la reina departamental y su corte no quedó del todo bien después de estos cruces. Incluso desde el entorno de la municipalidad aseguran que prácticamente ni se dirigirán la palabra durante la Vía Blanca y el Carrusel.

Pero la realidad, al final de cuentas, marca que Casale contará con su corte original, ya que en un momento hasta se llegó a hablar de que pondrían extras.