Diario Uno País

Los dispositivos estan siendo homologados desde hace 20 días en Entre Ríos y volverán a la provincia en noviembre. Mientras tanto, ajustarán los operativos.

La policía no podrá multar los excesos de velocidad por falta de radares

Por UNO

Los radares para controlar la velocidad en la ruta están siendo homologados en Entre Ríos y no volverán a Mendoza hasta noviembre.

La empresa proveedora debe cumplir con este trámite obligatorio una vez al año y los cuatro dispositivos con los que cuenta la policía estarán fuera de combate todo lo que resta de octubre.

Los trámites para la homologación comenzaron hace 20 días. Los cinemómetros fueron llevados a Entre Ríos para ser calibrados y luego la empresa pedirá un turno en la oficina central del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) que está en Córdoba y se encarga de habilitarlos.

La información fue confirmada por el director de Seguridad Vial de la Provincia, Erwin Cersósimo.

Uno de los principales problemas que genera la ausencia de los cinemómetros es que no se podrán realizar multas por exceso de velocidad.

"Por eso se han multiplicado los operativos en los accesos a Mendoza y se les ha pedido una actitud proactiva", explicó el titular de Seguridad Vial.

Luego agregó: "Estamos desplazando operativos a zonas rurales, donde se han producido más accidentes y esperamos que lo antes posible contemos con los radares".

El regreso de los radares se sumará a los 30 alcoholímetros que ya ha comprado Seguridad Vial para encarar los operativos de la parte final del año, una de las más difíciles por la multiplicación de fiestas y celebraciones de Navidad y Año nuevo.

Finalmente Cersósimo descartó que la falta de radares esté relacionada con la gran cantidad de muertes viales durante septiembre y el comienzo de octubre. "La velocidad siempre está presente en estos casos, pero no podemos decir que haya una relación directa", aseguró.