Diario Uno > País

La operación de Néstor Kirchner fue un éxito pero sigue en terapia

El ex presidente Néstor Kirchner debió ser operado hoy de urgencia en una clínica porteña a causade un dolencia cardiovascular, pero la intervención quirúrgica fue "exitosa" y volverá a

desarrollar una vida normal.

Kirchner fue intervenido en el Sanatorio de los Arcos del barrio de Palermo por una

obstrucción en la arteria carótida y permanecerá internado en terapia intensiva al menos 48 horas.

"Néstor Carlos Kirchner presentó en el día de la fecha, durante la mañana, un cuadro clínico

causado por una patología de su arteria carótida derecha que requiere tratamiento quirúrgico",

señaló el primer parte médico firmado por Marcelo Ballesteros, subdirector de la Unidad Médica

Presidencial.

Al ex presidente "Se le paralizó la mano izquierda" por la mañana, le dijo a Noticias

Argentinas el ex director médico del hospital Argerich Donato Spaccavento, quien asistió al ex

primer

mandatario ante los primeros síntomas.

Ante el malestar, el ex mandatario fue tratado y luego llevado al Sanatorio del barrio

porteño de Palermo, donde fue operado desde las 19.00 y durante una hora por el cirujano Víctor

Caramutti, a quien Ballesteros contactó tres horas antes.

Junto al diputado nacional se encontraba su esposa, la presidenta Cristina Kirchner, sus

hijos Máximo y Florencia, y el secretario de Medios de la Presidencia, Alfredo Scoccimarro,

señalaron fuentes oficiales consultadas por NA.

Kirchner ingresó "consciente" al quirófano y recuperó el  conocimiento apenas concluyó

la intervención, aunque permanecerá en la sala de cuidados intensivos hasta el martes.

De inmediato, la noticia causó conmoción debido a que se trató de una intervención de

urgencia y rápidamente llegó a las ediciones digitales de los principales medios del mundo.

Se hicieron eco de la información, El País y El Mundo de España, el New York Times y el

brasileño Folha de San Pablo, entre otros diarios y sitios de internet.

Las arterias carótidas resultan obstruidas debido a la acumulación de grasa y colesterol y

pueden llegar a causar aterosclerosis y accidentes cerebro-vasculares.

El propio cirujano que operó a Kirchner sostuvo que "tenía una placa complicada" que debió

ser removida, pero remarcó que en pocos días podrá volver a desarrollar "una vida normal".

Néstor Kirchner había tenido recurrentes trastornos de salud durante su Presidencia pero no

por disfunciones coronarias sino vinculados con inconvenientes gástricos, que incluso lo obligaron

a ser hospitalizado en 2004.

Kirchner estuvo internado en abril de ese año durante seis días en el Hospital Regional de

Río Gallegos, luego de haber sufrido una indisposición mientras descansaba en su  residencia

de El Calafate.

En aquella oportunidad, oficialmente se informó que se trató de una gastroduodenitis erosiva

aguda con hemorragia, que le provocó la ingesta de un antinflamatorio producto de un tratamiento de

conducto.