Diario Uno País

La FAI más importante del oeste, que abre hoy, está viva pese a los cambios de gobiernos comunales.

La feria agroindustrial cumple 20 años desde Rivadavia al país

Por UNO

Enrique Pfaabpfaab.enrique@diariouno.net.ar

Pasaron 20 años. En las primeras ferias no se hablaba de la falta de agua. Ese no era el problema. “Lo importante era tratar de trascender para encontrar clientes, porque siempre hemos sido buenos para producir, pero muy  malos para vender”, recuerda Sergio Vignoni. Él fue expositor en todas las ediciones y también lo será hoy, mañana y el domingo cuando se realice en el parque del hotel Pasambay la XX edición de la FAI, la feria  agroindustrial más importante del oeste argentino.

La FAI ya tiene una rica historia. Durante los primeros años se desarrolló entre fines de enero y principios de febrero, junto con el festival Rivadavia Canta al País. Curiosamente quien la impulsó en el primer año no fue un  gobierno municipal radical, como ocurre ahora, sino un gobierno peronista.

“La FAI es una política de Estado y eso mismo debería darse en todos los ámbitos, como siempre reclamamos”, cuenta Vignoni, que tiene una ya consolidada y exclusiva fábrica familiar de conservas de alta calidad.

La FAI llega a su XX edición, un proyecto que fue mantenido por gobiernos municipales de distintos partidos. Comenzó casi como una prueba y ahora es la feria agroindustrial más importante del oeste del país. Empieza hoy y  uno de los temas centrales que se tratarán en el encuentro es la escasez de agua, algo que ni siquiera se imaginaba hace dos décadas.

Los mismos expositores fueron los que debieron orientar a los gobiernos comunales sobre qué rumbo debía seguir. “Lo primero fue convencerlos de que la FAI tenía un público que no era el del festival y que eran cosas que  debían hacerse en forma independiente. Además, la época en la que se hacía no era buena, porque es uno de los momentos del año donde todos los expositores debían estar atentos a su producción”, recuerda Sergio.

Pero finalmente, se logró y los dos grandes eventos de Rivadavia se desdoblaron.

Otro de los pasos importantes que se dio en su organización fue que la feria fuera bien específica, dirigida a la agroindustria. “En un momento comenzó a parecerse una feria persa. Hace algunos años yo fui a una feria del  noroeste argentino que se organizaba en Salta y allí pasó esto. Antes se podía ir a ver las cosas que a uno le interesaban y después solo era conveniente viajar si se querían comprar zapatillas o camisas.

En Rivadavia se logró especificar que la feria era agroindustrial y ese es uno de los motivos fundamentales por los que se ha mantenido en el tiempo, ha crecido y ahora es la más importante del oeste del país”, acotó el  empresario.

Luego Vignoni dijo: “El objetivo ahora sería que la FAI sea promovida por el Estado provincial para lograr dar un paso más hacia adelante”.

Además, este año se realiza el segundo congreso, donde se tratan las problemáticas del sector, que comenzará hoy a las 9.15, mientras que la Feria abrirá sus puertas cada día a las 20.