Diario Uno > País

La Corte visitó el ex COSE y hará un informe por su mal estado

Por Alejandro Gamerogamero.alejandro@diariouno.net.ar

El centro de rehabilitación juvenil, el ex COSE, quedó en la mira de la Justicia luego de que los jueces de la Suprema Corte Mario Adaro y Omar Palermo lo visitaran el martes y comprobaran las penosas condiciones en las que residen los menores imputables de entre 16 y 18 años, internados en el lugar por haber cometido delitos.

Los supremos, que ya preparan un informe en el que instruirían medidas para efectuar mejoras, asistieron a pedido de Sumex.

La ONG de derechos humanos, le presentó al tribunal un hábeas corpus para inspeccionar las instalaciones del correccional, solicitar informes sobre una treintena de operadores sumariados por apremios y torturas, y reclamar que se designe de una vez por todas al procurador penitenciario, cargo que ya fue concursado.

Estado calamitosoAun con obras en ejecución que estarían demoradas, quienes asistieron aseguran que los supremos quedaron impresionados con el estado del lugar.

Fuentes de Sumex y testigos que estuvieron en la visita dieron cuenta de que lo peor que se detectó fue “el estado calamitoso de los baños, que están además al lado de las celdas, los colchones viejos y las 8 horas de encierro que pasan los jóvenes en algunos sectores, algo impropio para las metas de recuperación que tiene un correccional”.

Indicaron que en dos sectores los internos no tenían sábanas, colchas ni calefactores y donde están su estado es terminal.

También se enteraron de que los internos sólo pueden estar en calzoncillos en sus celdas “sea invierno o verano” –precisó la fuente– sin que se les permita utilizar la ropa de diario, que queda fuera del pabellón.

La razón que habrían argumentado las autoridades es que se trata de una medida de seguridad para evitar suicidios.

Otro de los puntos críticos que notaron fue “el colapso del sector de Admisión, donde hay más jóvenes de lo que permite ese espacio”.

Recalcaron además “el hacinamiento de 13 adolescentes que duermen en el piso, en dos aulas de clases, con todo el mobiliario de la escuela alrededor”.

En este caso, los directivos del ex COSE habrían explicado a los representantes de Sumex y a los supremos que se están llevando a cabo obras en un pabellón que los obligó temporalmente a alojar a esos jóvenes en las aulas.

La recorrida implicó además la denuncia de golpizas en el sector D, que es el de máxima seguridad, donde encontraron a los internos en sus celdas durmiendo a las 17.

Los jóvenes manifestaron que “estaban doloridos porque habían sido golpeados durante una requisa en la mañana por el grupo de choque del correccional”, afirmaron las fuentes.

También dieron con tres celdas oscuras que no tienen luz y apenas una pequeña ventana, sobre las que los internos refirieron que son utilizadas para encierros por algún tipo de castigo.