País Sábado, 2 de junio de 2018

La comitiva presidencial pasó la noche varada en un cerro catamarqueño a temperaturas bajo cero

La aeronave, un modelo Mi-171E perteneciente a la Fuerza Aérea, había salido desde Salta, pero durante el vuelo sufrió el congelamiento de las aspas y la hélice.

Los miembros de la comitiva presidencial debieron pasar la noche en un cerro catamarqueño a temperaturas bajo cero como consecuencia de un aterrizaje de emergencia que debió realizar la aeronave de la Fuerza Aérea que los transportaba desde Salta hacia Santiago del Estero y se espera que el rescate se concrete antes del mediodía.

"La última comunicación fue a las 8:00. El personal de bomberos sigue en ascenso, están en una zona medio complicada, caminando en medio de la nieve, en temperaturas bajo cero importantes", informó la jefa de Bomberos de Santa María de Catamarca, Rita Ocampo.

En diálogo con Radio Nacional, la funcionaria local precisó que el operativo arrancó a las 19 del pasado viernes, llegaron al pie del cerro a las 23 y desde ese momento están caminando hacia la cima.

"Se logró hacer un contacto visual con la aeronave y cerca de las 10 se estaría arribando al lugar", añadió Ocampo, quien indicó que "la única opción es el descenso caminando".

"Cuentan con un teléfono satelital con el que pudieron enviar la información de que la aeronave cuenta con combustible y pudieron encender la calefacción durante la noche", contó.

Asimismo, señaló que el ascenso de los rescatistas es a pie, ya que a la noche hubiese sido "imposible hacer un rescate con el helicóptero por los factores climáticos de la zona".

La jefa del cuerpo de Bomberos de Santa María remarcó que dentro del equipo de rescate hay varios baqueanos del lugar, que fueron incluidos por "su orientación en el lugar".

La aeronave, un modelo Mi-171E perteneciente a la Fuerza Aérea, había salido desde Salta y tenía como destino la ciudad de Santiago del Estero, pero durante el vuelo sufrió el congelamiento de las aspas y la hélice, por lo que debió realizar un aterrizaje forzoso en una zona de difícil acceso, a 3.762 metros de altura en El Espinillo, en el departamento de Andalgalá.

A bordo viajaban 13 funcionarios nacionales, entre los que se destacaba el histórico vocero del líder del PRO, Iván Pavlovsky; el jefe de la custodia presidencial, Alejandro Cecati; el asistente Mariano Lomolino; y uno de los encargados de las redes sociales de Macri, Isidro Escalante.

"Todo el equipo del presidente se encuentra bien. Estuvieron comunicados toda la noche. Tienen agua, comida, calefacción y abrigo", manifestó Cecilia Borel, colaboradora y pareja de Pavlovsky, a través de su cuenta de Twitter.

Tras conocerse la noticia, tres patrullas de rescate, pertenecientes al destacamento de Alta Montaña de Andalgalá de la Gendarmería Nacional, de Protección Civil y de Bomberos, comenzaron las tareas para socorrerlos.

A través de un comunicado, la Casa Rosada explicó que durante la tarde del viernes "el piloto del helicóptero hizo dos intentos de aterrizaje en Río Hondo y uno en Tucumán, pero no pudo lograrlo por el peligro de engelamiento de las piezas vitales del aparato".

"Ante esa situación y tomando en cuenta la posibilidad de quedarse sin el combustible necesario para cualquier maniobra, el piloto buscó una zona despejada para aterrizar que encontró en una zona de montaña, a casi 3500 metros sobre el nivel del mar, en Catamarca, muy cerca del límite con Tucumán", agregó el texto difundido.

Curiosamente, el rescate se lleva a cabo en coincidencia con la celebración del Día Nacional del Bombero Voluntario, ante lo cual los rescatistas entonaron algunas estrofas del himno del bombero durante el ascenso: "Con la frente bien en alto/ y dispuestos a luchar/ hoy llevamos como emblema/ el deseo de ayudar/ A la lucha todos juntos/ al llamado del deber/ defendemos nuestro lema/ sacrificio, valor y abnegación".