Diario Uno País

Los candidatos redoblan esfuerzos para que sus mensajes lleguen a la franja de 16 a 30 años. La inseguridad encabeza la lista de inquietudes de los jóvenes.

La campaña se vuelca hacia la captura del voto de la juventud

Por UNO

Por Pablo Abeleiraabeleira.pablo@diariouno.net.ar

La posibilidad de que chicos de 16 y 17 años puedan expresarse en las urnas le dio un tono particular a un 2013 electoral. Y después de las PASO, los candidatos acentúan la búsqueda del voto joven. Los debates en escuelas secundarias y universidades se multiplican y serán una constante hasta el 27 de este mes, cuando el electorado se exprese en las urnas por segunda vez en el año.

Con Montbrun a la cabeza, el Frente Amplio Progresista ha rediseñado su estrategia de campaña y los jóvenes aparecen entre las prioridades. “Las políticas para los jóvenes no son sólo darles más conciertos de rock. Son ciudadanos que, por su edad, tienen características puntuales y también merecen respuestas”, explicó Sebastián Melchor, al frente de la campaña del FAP.

El candidato del socialismo mendocino al Congreso, Alberto Montbrun, opina que el interés por el voto joven se ha incrementado, aunque no siempre participan todas las fuerzas. “Ayer mismo estuvimos en un debate al que, una vez más, faltó la partidocracia, peronistas y radicales les huyen a estos debates”, dijo.

Para Montbrun, los jóvenes tienen las mismas inquietudes que el resto del electorado. “Preguntan sobre temas de fondo, les interesa saber lo que pasa con la economía, la inflación y están muy preocupados por la inseguridad”, señaló el edil capitalino.

En las PASO de agosto, el Frente de Izquierda fue como un imán para el voto joven. Tanto fue así que allí fue a hacer ruido también la Juventud Demócrata con un video con el que buscó minar el interés hacia el voto de izquierda.

Aunque el socialismo y la izquierda se adjudiquen una llegada más franca hacia la juventud, los partidos tradicionales también redoblan la apuesta y buscan fidelizar electores en la disputada franja de entre 16 y 30 años.

“Desde el Frente para la Victoria entendemos que es necesario el aire nuevo que puede traer la juventud a la política. En particular trato de participar en todos los debates porque quiero estar en contacto directo con ellos. Me siento cómodo y me preocupa saber cómo piensan”, aseguró el diputado nacional Omar Félix.

Consultado por el cara a cara con los jóvenes, Félix respondió tajante: “Será una constante hasta el 27 de octubre y después del 27 también”.

El radicalismo no se queda atrás y utiliza el poder de las redes sociales para mantener la cercanía virtual con los más jóvenes. Luis Petri señaló que Facebook y Twitter son dos herramientas fundamentales. “Sólo en Facebook, Julio Cobos tiene 80.000 seguidores y yo otros 16.000. La gran mayoría son jóvenes que quieren saber qué tenemos para decirles”, explicó el candidato radical.

En cuanto a los debates en los que participa, Petri se muestra sorprendido por el nivel de los planteos que hacen los chicos. “Hay encuentros en los que jóvenes de entre 16 y 17 años han planteado temas con mucha profundidad. Tienen reclamos hacia algunas políticas del Gobierno nacional y no escapan a los grandes temas de la sociedad”, cerró Petri.

Piden más seguridadCasi a diario se dan encuentros en escuelas secundarias y recintos universitarios en donde los electores más jóvenes tienen la posibilidad de interpelar a los candidatos y es la inseguridad el tema que encabeza la lista de inquietudes.

“Hay una realidad ineludible y es la influencia mediática. Los chicos manifiestan su preocupación por la inseguridad como tema puntual”, opinó Omar Félix. Petri y Montbrun coincidieron, y el segundo agregó: “Tienen las mismas preocupaciones que todos. También preguntan de inflación, imputabilidad y aborto”.